El Che y el primer día del triunfo de la Revolución Cubana

“Olvidados los manjares de fin de año, la capital se empeñaba en conocer el desenlace de la invasión guerrillera al centro del país. En sordina, miles de habaneros esperaban las trasmisiones de Radio Rebelde y la diáfana voz de Violeta Casals, para saber de las victorias de los barbudos dirigidos por los comandantes Camilo Cienfuegos y Ernesto Guevara, el Che – como ya le llamaba el pueblo”, escribe Jaime Porcell, en la revista Cuba Internacional no. 445, de 2019 y añade:

“Era la reediciónmás de 50 años después, de la invasión a Occidente, que realizarían los mambises dirigidos por Antonio Maceo y MáximoGómez”. En esta ocasión los rebeldes, que salieron de la Sierra Maestra, donde comenzaron su épico batallar con 300fusiles, habíanderrotado la gran ofensiva del Ejército de Batista, en 1958. Combatieron y vencieron a un ejército moderno, equipado y adiestrado por el gobierno de los Estados Unidos. Fidel Castro, con su visión estratégica, decidió extender la guerra por todo el país e impedir que desde occidentesiguieran llegandolos recursos bélicos de la tiranía a la zona oriental.

Las columnas dirigidas por Camilo y el Che estaban en el centro del país. Camilo obtuvo una victoria significativa en la batalla de Yaguajay ; por orden del Comandante en Jefe continuó sus operaciones en el territorio para apoyar al Che quien se aprestaba para la batalla final, la de Santa Clara. Después de un encarnizado enfrentamiento, los   soldaos de la tiranía capitularon. El Che les había dado a los efectivos acantonados en el cuartel LeoncioVidal, último reducto de las tropas batistianas en Santa Clara- hasta el mediodía para rendirse. Mientras los jefes militares deliberaban, los soldados y clases depusieron las armas: se abrían las puertas de La Habana.

Batista y algunos de sus allegados huyeron. Se fueron en un avión que según testigos iba sobrecargado, no por el número de pasajeros, sino por la cantidad de dinero que se llevaron. El Che, a través de Radio Rebelde, se comunicó con Fidel y el líder de la Revoluciónle ordenó salir hacia la capital y tomar la fortaleza de La Cabaña. Camilo haría otro tanto con la otra fortaleza militar enemiga, el cuartel Columbia. Los dos comandantes ejecutaron la orden y asumieron la dirección de las guarniciones batistianas que no opusieronresistencia. La victoria rebelde era un hecho.

En Santiago de Cuba Fidel Castro y los rebeldes entraron triunfantes. Desde antes de su primer discurso, al cual le dedicaremos un comentario en esta página, desde la ciudad de Palma Soriano Fidel había alertado al pueblo sobre un posible golpe de Estado y había llamado a una huelga general para impedirlo. Las victorias de Camilo y el Che por una lado, su capacidad para unir a las fuerzas revolucionarias, la actitud de estas que realizaron acciones en todo el país y la llegada victoriosa de los comandantes de la invasión a la capital, sellaron la vitoria que se celebraría en grande el 8 de enero con la llegada a La Habanade laCaravana de Libertad.

Fue un díamemorable, el Comandante en Jefe habló ante  una multitud enardecida que los aclamaba a él y a sus compañeros allí estaban los hombres que dirigieron la épica rebelde y vencieron en buena lid al  Ejército batistiano, allíestabandecuerpopresente escuchando la voz de su líder quien alertaba. “Creo que este es un momento decisivo de nuestra historia. La tiranía ha sido derrocada. La alegría es inmensa. Y, sin embargo queda mucho por hacer todavía. No nos engañemos creyendo que en lo adelante todo será fácil. Quizásen lo adelante todo sea más difícil”. Fue una alocución premonitoria que mantiene viva la estirpe el proceso revolucionario cubano y su capacidad de resistencia.

Deja una respuesta