Trump se ensaña, Cuba resiste y vencerá

Desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca no ha hecho más que tratar de entorpecer el desarrollo y avance de Cuba con nuevas maniobras, nuevas medidas, nuevas sanciones, las cuales hacen mella es cierto, pero se estrellan una y otra vez ante la fortaleza y el espíritu de resistencia del pueblo en defensa de su soberanía.

  En su afán por socavar la Revolución y asfixiar a los cubanos por hambre,  enfermedades y vicisitudes de toda índole recrudece por minuto el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto al país,criminal política que constituye el eje central de la discrepancia contra la isla desde el triunfo de la epopeya revolucionaria en 1959.

  De ese modo adquiere más vigencia y actualidad que nunca la advertencia aleccionadora de Fidel, quien dijo en una ocasión: “El bloqueo criminal, que nos promete endurecer, multiplica el honor y la gloria de nuestro pueblo, contra el cual se estrellarán sus planes genocidas. Se lo aseguro”.

 Realmente Trump ha demostrado estar obcecado con Cuba,  y todo cuanto hace, en estos momentos, según él mismo confesó, es para ganar votos con la gente de Miami con vistas a asegurar de nuevo la presidencia en las elecciones de noviembre, en los Estados Unidos.

Como resultado de su recurrente postura de ensañamiento contra la isla,se puso en vigor recientemente una nueva medida para reforzar su ilegal política, consistente en una sanción contra la empresa cubana  de remesas American International Services (AIS) que participa en el envío de remesas al país caribeño, maniobra dirigida a dañar al pueblo cubano y los lazos de las familias en ambas naciones.

   El gobierno de los Estados Unidos justificó la inclusión de la AIS en la Lista de Restricciones a Cuba con el manido pretexto de que es una compañía bajo el control de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, por lo cual los ciudadanos y compañías estadounidenses tienen prohibido realizartransacciones financieras con esas empresas.

 “Nadie ni nada podrá detenernos, porque el amor por Cuba nos moviliza a todos y nos llena de esperanza y optimismo en medio de  las situaciones más complejas y difíciles, expresó el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel, durante la sesión ordinaria del Consejo de Ministros, con la convicción de que el cerco tendido contra Cuba está condenado al rotundo fracaso.

 El gravísimo error de la administración Trump de considerar que Cuba le pertenece le ha permitido manifestar una terca incapacidad de aceptar su condición de independencia y el derecho de los cubanos de ejercer su soberanía, la autodeterminación y la libertad de decidir un destino propio, como lo hace desde hace más de 60 años.

 Es importante insistir en que el bloqueo económico, comercial y financiero es el principal obstáculo al desarrollo de la economía cubana  y para el pleno disfrute de los derechos humanos del pueblo, pues no hay familia, ni sector de la isla que no haya sido víctima de sus efectos.

 En tiempos de pretensiones imperiales hacia la bella y valerosa Cuba que nunca se ha rendido a los pie del enemigo, hay que recordar el canto de la poetisa Dulce María Loynaz, dedicado al suelo que la vio nacer: “Isla mía…tú te ofreces a todos aromática y graciosa como una taza de café; pero no te vendes a nadie…”.

Deja una respuesta