Gisselle eres tú

Santiago de Cuba, 18 de oct. – Nunca la vi actuar en vivo porque cuando abrí los ojos a la vida, esa mujer hacía muchísimos años había conquistado el mundo. Pero quienes sí disfrutaron de la magia de sus movimientos cuentan que Alicia Alonso fue la más grande Gisselle moderna y una de las bailarinas más influyentes del siglo XX.

Con música de Adolphe Adam, libreto de Theophilo Gautier  y coreografía de Jules Perrot y Jean Coralli, esta obra fue estrenada el 28 de junio de 1841 en la Opera de París. Sin embargo, años después, Alicia Alonso inspirada primero en Alicia Markova y luego demostrando su potencial como bailarina logró que pudiera trascender en los escenarios más importantes del mundo.

Alicia es esa Carmen que brilló a través de su talento y bailaba hasta arrancar los más atronadores aplausos. La combinación de giros, saltos y poses perfectamente ejecutados en sus presentaciones le valieron el reconocimiento de lo más grandes bailarines y coreógrafos del mundo.

La creación del Ballet Nacional de Cuba protagonizado por Alicia y Fernando Alonso dio a nuestro país una escuela de danza prestigiosa y aclamada por las mejores compañías del orbe como el American Ballet Theater, El Royal Ballet de Londres, entre otras. Alicia, tú no has muerto, eres esa flor que danza y nos haces creer que el hechizo de tus pasos seguirá siendo eterno.

Deja un comentario