Los herederos de Antonio Maceo y Che Guevara

Santiago de cuba, 14 de jun. – Como las palabras pomposas son innecesarias para hablar de los hombres sublimes, de acuerdo con la apreciación de José Martí, la juventud cubana siempre escoge una manera muy especial de rendir tributo a dos patriotas excepcionales en la historia americana, que nacieron un 14 de junio y  germinan todos los días.

El Lugarteniente General del Ejército Libertador Antonio Maceo Grajales y el Comandante del Ejército Rebelde Ernesto Che Guevara, más que héroes legendarios de hazañas sin precedentes, son seres de carne y hueso,  imprescindibles que inspiran al cumplimiento del deber y al compromiso.

Modelos para las nuevas generaciones por el sentido altruista que dieron a la vida, la forma que amaron y la obra que forjaron, su ejemplo convoca a la acción más que a las palabras para multiplicar la intransigencia revolucionaria y el espíritu internacionalista que legaron  a esta isla irredenta.

Cual paradigmas en el combate por un mundo mejor que se libra hoy con el filo de la inteligencia y las ideas, es tradicional escoger la fecha para la entrega de carnés a pioneros de noveno grado que se hacen acreedores de la condición de militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), estímulo que es, sobre todo,  compromiso de fidelidad.

El hecho trasciende más allá del reconocimiento de la actitud de los estudiantes ante su principal deber, o en el protagonismo de jóvenes trabajadores en decisivas tareas que asume hoy la Revolución; constituye el símbolo de la continuidad de la obra que tanta sangre ha costado.

De emoción en emoción transcurre siempre el 14 de junio en Santiago de Cuba,  donde hasta el aire que se respira huele a las heroicidades del Titán de Bronce y sitios como la casa natal del insigne patriota o la Llama Eterna en su honor, encendida por Fidel, en la plaza que lleva su nombre, son escenarios del ingreso a la UJC.

Asimismo, el Bosque de los Héroes, monumento erigido al Che y a sus compañeros caídos en tierras bolivianas, o el Combinado industrial 30 de Noviembre, inaugurado por el inolvidable Comandante de la Sierra en su etapa de constructor de  la Patria nueva.

El compromiso de seguir siendo alegres, pero profundos, como quería el Che,  se hace patente, muestra de su crecimiento espiritual, político e ideológico, así como la actitud creadora en defensa de los valores más auténticos y de la soberanía nacional,  en momentos de recrudecimiento del bloqueo, amenazas y de engendros de leyes que nunca podrán aplicar en tierra libre de Cuba.

Es que el ejemplo de Maceo y Che encuentra a cada paso herederos, de vocación revolucionaria, acendrado patriotismo y radial antiimperialismo.

The following two tabs change content below.

Aida Quintero Dip

Deja un comentario