Ante la COVID-19: Cuba se preocupa y se ocupa

La Habana, 12 feb.— Ya se han cumplido 11 meses de la COVID-19 entre los cubanos. País adentro la enfermedad, vista a través de los números, preocupa. Y el único contrapeso posible ante ese panorama, que en el contexto mundial resulta más complejo, está en la voluntad de ocuparse día por día. Es esa una decisión que se expresa en una mirada al detalle que va desde la máxima dirección del país hasta las autoridades de cada territorio de la Isla.

Cuba es auscultada permanentemente. Para eso son las reuniones del Grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus, que tienen lugar en el Palacio de la Revolución, y que este jueves estuvo dirigida por el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez; por el Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista, José Ramón Machado Ventura, y por el primer ministro, Manuel Marrero Cruz.

El ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, precisó que en los últimos 15 días fueron diagnosticados en Cuba 11 942 casos positivos a la enfermedad, para una tasa de 106,76 por cada 100 000 habitantes; y que se mantienen los indicadores más elevados (de la tasa) en las provincias de La Habana, Guantánamo, Santiago de Cuba y en el municipio especial Isla de la Juventud.

El país, según informó el titular de Salud Pública, acumula un total de 253 fallecidos, para una letalidad de 0,71 %. Este 10 de febrero, puntualizó, se confirmaron 850 casos positivos (830 autóctonos y 20 importados); y son La Habana, Santiago de Cuba y Pinar del Río, los territorios que concentran el 76,7 % del total de casos.

Portal Miranda subrayó, además, que hay reportados casos positivos en 80 municipios del país, y que la mayor dispersión del nuevo coronavirus está en La Habana (en sus 15 municipios), en Pinar del Río (en ocho de sus 11 municipios), y en Ciego de Ávila (en siete de sus diez municipios).

Llama la atención que, de la cifra total de casos confirmados (850), resultaron asintomáticos 404, para un 47,5 % (casi la mitad del universo detectado). Y el otro dato que no pasa desapercibido es que el grupo de edad comprendido entre los 20 y los 59 años representó el 69,4 % de los casos confirmados, seguido del grupo de los mayores de 60 años (15,9 %).

Entre lo que ha motivado la aplicación de sanciones a lo largo del país, según expuso Portal Miranda, se encuentran el uso incorrecto o no uso del nasobuco; no uso de soluciones desinfectantes, en centros estatales y en espacios de trabajadores por cuenta propia; el uso incorrecto de los pasos podálicos, así como la violación de las normas higiénicas en los centros de aislamiento.

Mediante videoconferen-cia, la dirección del país intercambió con autoridades de diez provincias y, en más de una ocasión, el Jefe de Estado preguntó por el número de casos activos y su relación con las altas médicas concedidas en el día, en la búsqueda de un trabajo más eficiente en el manejo de la epidemia.

En el caso de la capital, en los últimos 15 días se mantuvo elevado el número de casos (5 816 positivos), para una tasa de 272,04 por cada 100 000 habitantes. Ahí la batalla de las autoridades sigue siendo a brazo partido por cortar las cadenas de contagio, y garantizar el aislamiento oportuno y la disciplina.

Por: Alina Perera Robbio

Deja una respuesta