Asalto al cuartel Domingo Goicuría

Santiago de Cuba, 29 abr.— Una de las acciones más audaces contra la dictadura de Fulgencio Batista, se produjo en las primeras horas de la tarde de 29 de abril de 1956, hace hoy 62 años, cuando poco más de medio centenar de jóvenes revolucionarios intentaron tomar por asalto el cuartel Domingo Goicuría, sede del Regimiento Número 4 del ejército en Matanzas, al mando del sanguinario Coronel Pilar García.

El grupo de asaltantes 56 en total, estaba liderado por el joven matancero Reynold García, quienes apoyándose en el factor sorpresa pretendían tomar el cuartel, para apertrecharse de armas y municiones y llamar al pueblo a la lucha contra el tirano Batista, quien había usurpado el poder constitucional del país con su golpe de estado del 10 de marzo de 1952.

Sin embargo, el intento de los revolucionarios resultó fallido al perderse el factor sorpresa, a causa de un imprevisto con uno de los camiones donde se trasladaban los combatientes, dando lugar a un sanguinario y desigual combate en el que fueron asesinados 15 de los asaltantes, incluido el jefe de la acción.

El propio jefe del regimiento Pilar García dio la orden a sus soldados de no admitir ni heridos ni prisioneros, comenzando así la matanza a sangre fría de los jóvenes asaltantes, seis de los cuales fueron acribillados a balazos al inicio de la acción y nueve asesinados y tirados en el patio de la instalación militar.

Tratando de ocultar esa orgía de sangre en el Cuartel Goicuría de Matanzas, los combatientes masacrados fueron sepultados de forma secreta en fosas comunes, pero lo que no pudieron ocultarle al pueblo de Cuba fue el valor y la audacia de los 56 jóvenes asaltantes.

El asalto al Cuartel de Goicuría, el 29 de abril de 1956, no tuvo el éxito esperado, pero fue una muestra de la intransigencia de la juventud cubana y de la brutalidad de la tiranía batistiana frente a los que se le oponían poniendo de manifiesto una vez más que la lucha armada era el único camino para lograr la independencia del país.

Tras el triunfo de la revolución este cuartel de la tiranía en Matanzas fue convertido en una Ciudad Escolar que lleva por nombre Mártires de Goicuría para rendir homenaje permanente a los que allí entregaron sus vidas por la patria, hace hoy 62 años

Por Armando Fernández Martí

Deja una respuesta