Cuba no ha reportado este año ningún contagio por VIH de madre a hijo

Próximo a celebrarse el primero de diciembre, el Día Mundial de Lucha contra el VIH/Sida, y a pesar de los desafíos impuestos por la pandemia de la COVID-19, Cuba no ha detenido el programa nacional de lucha contra las ITS y el VIH/Sida.

La isla caribeña mantiene la prevalencia de la infección de VIH más baja de América Latina y el Caribe, y una de las más bajas del hemisferio occidental con un 0,4 % de la población entre 15 a 49 años; y que ha estado entre las más bajas del mundo.

Así lo informó en conferencia de prensa José Juanes Fiol, responsable del monitoreo y evaluación de programa nacional de ITS, VIH y Hepatitis de la Dirección Nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), en conferencia de prensa ofrecida en la Unidad de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades, Prosalud.

Hasta el cierre del mes de octubre del presente año—subrayó el especialista—, no se había reportado ninguna transmisión materno-infantil de este virus en el país. Cuba fue el primer país del mundo en alcanzar esta condición en el año 2015, luego de una revisión rigurosa liderada por el Comité Regional de Validación, junto a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Programa Conjunto de las Naciones Unidas para el VIH (ONU/sida).

Precisó Juanes Fiol que desde el inicio de la epidemia en la isla se acumulan 35 000 personas diagnosticadas con esta enfermedad, de las cuales 28 756 han sobrevivido.

Respecto a los nuevos casos detectados este año, Juanes Fiol precisó que hay una disminución marcada de los mismos. Sin embargo, “no podemos cantar victoria porque debido al confinamiento las personas han acudido menos a saber su estado serológico. El riesgo epidémico se mantiene estable”, sostuvo.

Deja una respuesta