Cuba reporta 56 nuevos casos de COVID-19, un deceso y 24 altas

Al cierre de este jueves 15 de octubre, Cuba reportó 56 casos de COVID-19, para un total de 6 118 desde marzo pasado; una fallecida y 24 altas, informó en la rueda de prensa semanal el doctor Francisco Durán, director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap), quien precisó que hasta la fecha se han recuperado 5 702 pacientes y se han detectado 94 eventos de transmisión local, de los que se mantienen activos nueve.

“No es un día bueno, tenemos que lamentar el fallecimiento de una señora de 74 años de edad, de Marianao, La Habana, con comorbilidad y complicaciones, que permaneció ingresada en hospitales nueve días y en terapia intensiva cinco días. Lamentablemente, no fue posible su recuperación; damos nuestras condolencias a sus familiares y personas allegadas. Lo sentimos mucho, porque se trabaja para que esto no ocurra”, fueron las primeras palabras del especialista.

En hospitales están ingresados para vigilancia epidemiológica 2 062 pacientes ingresados: 1 091 en vigilancia, 681 sospechosos y 290 confirmados (casos activos).

Sobre esta última cifra, Durán dijo que es “baja. Estuvimos en 600, 500, 400, hasta 300, y ya estamos en 290. Este es un indicador que mide el número de ingresos y de altas, es un hecho positivo que hayamos disminuido el número”.

Del total de pacientes confirmados ingresados (casos activos), 285 mantienen una evolución clínica estable (98.3%).

El jueves se procesaron 7 592 muestras en los diferentes laboratorios de biología molecular del país. “Se han ido incorporando algunos, como el de Ciego de Ávila, y próximamente podremos informar sobre otros”. De esas muestras, 56 resultaron positivas.

El acumulado de pruebas realizadas en Cuba desde marzo asciende a 728 426, con 6 118 que resultaron positivas (0.84%).

Durante todos estos días se han procesado muestras de todo el país, en correspondencia con la complejidad epidemiológica en esos territorios.

De los 56 diagnosticados el jueves, todos son cubanos, 46 son casos autóctonos y 10 son importados (“personas que han llegado recientemente del exterior, se han aislado como esta establecido en nuestro protocolo, fueron estudiadas y resultaron positivas).

Con esos 10 casos importados, el total desde marzo asciende a 466.

Del total de casos positivos, 40 fueron contactos de casos confirmados (71.4%). “Resaltamos la importancia de poder identificar todos los contactos relacionados con casos confirmados, porque este es el grupo de riesgo donde tenemos el mayor número de casos”, dijo Durán.

“En el protocolo de Cuba se introdujo una modificación, y es que el contacto de casos confirmados y de sospechosos se vigilan, tienen ingreso domiciliario, con medidas de restricción. No pueden salir, el equipo básico de salud sigue su evolución, se les realizan los estudios para determinar si son positivos o no en un determinado periodo, pero no se aíslan en un centro, excepto personas que por enfermedades, edad o algunas características personales o sociales, requieran un ingreso en un centro”.

“Llamamos a la reflexión, instamos a que todos los contactos que se mantienen en sus domicilios cumplan las medidas de restricción para evitar el contagio de otras personas”, insistió.

Desde marzo pasado hasta la fecha, el 92.1% de los pacientes diagnosticados tienen como antecedente haber sido contactos de casos confirmados anteriormente.

En tres de los 56 diagnosticados el jueves no se ha podido identificar aún la fuente de infección.  En esta situación ha habido 15 casos en los últimos 15 días.

Durán precisó que 40 de los 56 (el 71.4%) eran asintomáticos en el momento en que fueron diagnosticados.

De ese modo, el 61% de todos los diagnosticados en Cuba desde marzo han sido asintomáticos (en los últimos 15 días, el porcentaje es de 60.9%).

“No cambia esta característica, que hace más difícil el control de la enfermedad”, afirmó el especialista.

El jueves fue diagnosticado un paciente en edad pediátrica, de menos de 18 años de edad. En ese grupo de edad se han reportado 681 casos en Cuba, “con una evolución relativamente favorable, pues ya 648 (95.1%) están de alta”.

En el grupo de 20-39 años fueron 12 los casos del jueves, 31 en el de 40-59 y 12 en el de 60 o más años.

Durán informó que con el fallecimiento de este jueves llega a 124 el total de decesos por COVID-19 desde marzo (para una letalidad de 2.02%, menor que la mundial, 2.83%, y la de las Américas, 3.26%, “aunque no estamos conformes, quisiéramos que nadie falleciera. Y para eso trabajamos”.

Además, se registraron 24 altas, con lo que el total de recuperados durante la pandemia en Cuba se eleva a 5 702.

El director nacional de Epidemiología precisó que en Cuba se han identificado o abierto 94 eventos de transmisión local, se han cerrado 85 y se mantienen activos nueve: uno en Pinar del Río (en el municipio de Guanes, con 10 casos), Sancti Spíritus (dos en Sancti Spíritus y uno en Trinidad), Ciego de Ávila (dos en Ciego de Ávila), Matanzas (dos en Cárdenas) y La Habana (uno en Centro Habana).

En la semana que ha transcurrido se han cerrado ocho eventos: tres en La Habana, cuatro en Ciego de Ávila y uno en Sancti Spíritus.

“Realmente, en estas provincia se trabaja fuerte, y es donde hemos tenido una mayor complejidad en los últimos tiempos”, señaló Durán.

Deja una respuesta