Denuncia Cuba nuevas declaraciones norteamericanas contra colaboración médica de la isla

La Habana, 11 jun (ACN) Bruno Rodríguez Parrilla, ministro cubano de Relaciones Exteriores, rechazó este miércoles las nuevas declaraciones del secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo, en las que ataca la cooperación médica cubana en el exterior y a la Organización Panamericana de Salud (OPS).

En su cuenta oficial en Twitter, Rodríguez Parrilla calificó de amenaza a la paz las más recientes palabras del representante de la Casa Blanca, postura que ratifica una vez más el aislamiento actual de los Estados Unidos en su actitud de atacar a la mayor de las Antillas en medio del enfrentamiento a la COVID-19.

“Secretario de Estado, exponente de actual política exterior corrupta e inmoral de #EEUU, reitera sus propósitos agresivos. Demuestra aislamiento al atacar a la OPS y a la cooperación médica de #Cuba. Es una amenaza a la paz”, tuiteó el Canciller cubano.

En conferencia de prensa en la jornada de hoy, el jefe de la diplomacia estadounidense atacó a la OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por su papel de intermediaria en la colaboración médica cubana en Brasil.

La presencia cubana en esa iniciativa comenzó en agosto de 2013, precisamente a través de la OPS, y durante cinco años de trabajo cerca de 20 mil colaboradores atendieron a 113 millones 359 mil pacientes en más de tres mil 600 municipios, hasta la salida forzosa de los galenos cubanos de esa nación a finales del 2018, según datos del Ministerio de Salud Pública, publica la agencia Prensa Latina.

Desde entonces, la administración de Donald Trump incrementó sus arremetidas contra la colaboración médica cubana, al punto de llamar a otras naciones a no aceptar esa ayuda, incluso en medio de la pandemia de la COVID-19.

Además, los comentarios de Pompeo tienen lugar después de que Trump cuestionara continuamente la labor de la OMS en medio de la pandemia, lo que para algunos analistas se trata de un intento por desviar la atención de la mala respuesta del ejecutivo norteño a la emergencia sanitaria.

Deja una respuesta