Díaz-Canel: Necesitamos un sector de bienes y servicios innovador

Como parte del diálogo que se ha promovido desde el Gobierno con científicos y expertos de varios sectores de la economía, el Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y el primer ministro, Manuel Marrero, encabezaron el primer encuentro de trabajo con directivos y especialistas del Ministerio de la Industria Alimentaria.

«Necesitamos un sector de bienes y servicios innovador, y ahí están ustedes», consideró Díaz-Canel durante el primer encuentro de trabajo que sostuvo con directivos y especialistas del Ministerio de la Industria Alimentaria, como parte del diálogo que desde el Gobierno se promueve para poner ciencia en la solución de problemas claves del desarrollo del país.

Esta manera de hacer, que ha ratificado la importancia de fortalecer la necesaria interconexión entre el sector del conocimiento, el sector productivo de bienes y servicios y los territorios, precisa, además, del acompañamiento permanente de los cuadros, subrayó el jefe de Estado en el intercambio, que contó con la participación de varios vice primeros ministros.

Los cuadros –dijo- deben ser los principales impulsores de la innovación y potenciarla desde los más diversos espacios, como parte de la planificación estratégica de este y todos los sectores.

La investigación científica desempeña un papel esencial para resolver nuestros problemas, valoró. A escala local, en los territorios –acotó- el trabajo debe ser cada vez más acucioso.

Tras hablar de las muchas fortalezas que definen este sector y pueden ser mejor aprovechadas en la producción de alimentos, el mandatario subrayó la prioridad con que se debe trabajar para desarrollar las capacidades tecnológicas del país, lo cual nos irá concediendo soberanía, sostuvo.

También hay que informatizar y automatizar procesos, insistió, para tener más rendimiento y productividad.

En el gran entramado de acciones aún por consolidar en esa dirección, el Presidente Díaz-Canel destacó la urgencia de acompañar la gestión de Gobierno de una mayor formación doctoral, lo cual permitirá disponer de un sistema empresarial más robusto desde el conocimiento.

No es una mera cuestión de cifras transitar ese camino, sino que la realidad ha demostrado que de sus conocimientos e investigaciones nace buena parte del pensamiento innovador que requiere el país. Así lo ha demostrado el quehacer cotidiano, en este y otros ámbitos.

En el propósito que tiene el sector por avanzar más en los derroteros de la ciencia y la innovación, el ministro de la Industria Alimentaria, Manuel Santiago Sobrino Martínez, señaló la responsabilidad económica de su organismo en la actualidad, siendo uno de los que más necesita avanzar en esta tarea, «por los problemas que enfrentamos en el día a día».

Lea aquí: Aboga Cuba por desarrollo sostenible de industria alimentaria

En tal sentido, reconoció cuánto urge avanzar en el encadenamiento e integralidad de todo el sistema de ciencia e innovación tecnológica, que en este sector abarca todas las ramas encargadas de la producción industrial de alimentos.

Detallada y críticamente, en el diálogo también se conoció acerca de cuánto han avanzado y lo mucho que resta por hacer todavía en el propósito de dotar a esta industria de las verdaderas capacidades que requiere para convertirse en motor impulsor del desarrollo del país.

Un propósito que, según reconoció el Presidente de la República, requiere del necesario acompañamiento de los consejos técnicos asesores, eslabones esenciales para aportar y sugerir temas de investigación o soluciones a problemas concretos.

En el transcurso del encuentro se comentaron, además, varios ejemplos que distinguen el buen hacer del sector en la ruta de aprovechar mejor la investigación científica.

Un papel destacado en este sentido se reconoció en la Corporación Cuba Ron, donde la formación de doctores y másteres ha devenido en sistema de trabajo vital para fomentar sus producciones y dotarlas de mayor calidad.

Buscar soluciones propias, lograr encadenamientos productivos más eficientes y aprovechar potencialidades en los territorios, son algunos de los muchos retos que tiene por delante la Industria Alimentaria cubana, llamada a emplear en su solución cada vez más ciencia e innovación, camino donde ya tenemos aprendido, encontramos siempre las mejores respuestas.

Deja una respuesta