Educación Superior en 2021: A distancia, sin que ningún estudiante quede atrás

Avanzar en todos los procesos cuanto sea posible es la estrategia en este año académico 2021 tan atípico y retador, pero sin perjuicio de la calidad y sin que ningún estudiante se quede atrás, afirmó hoy el doctor Reynaldo Velázquez, director general de Pregrado del Ministerio de Educación Superior (MES).

En rueda de prensa, el directivo se refirió a la educación a distancia, modalidad de estudios que, ante el azote de la pandemia y la compleja situación epidemiológica en no pocos territorios, ha predominado en estas primeras semanas e, incluso, días, de un año lectivo que oficialmente comenzó el primero de febrero, pero que muchas casas de altos estudios han estrenado con marzo.

Desarrollarlo desde la virtualidad constituye un desafío y bien sabemos que el acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones no es un tema resuelto, pero se han concebido variantes para todos, en cualquier escenario, lo mismo con cero, media o máxima conectividad, señaló.

Cada universidad ha hecho el diagnóstico específico de las posibilidades de cada estudiante en ese sentido, porque los hay que viven en las zonas de silencio o que no tienen ningún medio de cómputo en el hogar, o que lo tienen, pero no la conectividad y, para todos estos casos y situaciones, existen y hemos previsto alternativas.

El propósito es llegar a todos, para eso cada centro formador trabaja, y aquellos casos en los cuales esto no sea posible tendrán un tratamiento diferenciado, personalizado, una vez recuperada la presencialidad en las aulas universitarias, enfatizó Velázquez.

Necesitamos ir avanzando, para que al retornar a la nueva normalidad no tengamos que partir de cero, pero el estudiantado, la familia, pueden tener absoluta confianza en que nadie se quedará atrás, recalcó.

En la rueda de prensa el máster en Ciencias René Sánchez, director de Ingreso y Ubicación Laboral del MES, ofreció detalles sobre los resultados del proceso de ingreso a la Educación Superior, noticias muy halagüeñas, en un año muy duro para los aspirantes, entre otras cosas por la discontinuidad entre el proceso docente y el inicio de los exámenes de ingreso.

No hubo esta vez un proceso nacional, de una vez, sino siete, en cuatro momentos y por grupos de provincias, algo que sin dudas generó no pocas expectativas, y los resultados satisfactorios son obra del esfuerzo del Estado, el Ministerio de Educación, el propio MES, los gobiernos territoriales, las universidades y, en especial, la familia, siempre partícipe y cuya contribución fue decisiva, afirmó.

Destacó, además, que a tamaño esfuerzo en medio del convulso panorama mundial y de una situación nacional compleja, los jóvenes aspirantes correspondieron con resultados en las pruebas de ingreso nueve puntos porcentuales por encima del curso anterior en la primera convocatoria.

Pero, lo más sobresaliente es que fueron otorgadas casi 87 mil plazas, 22 mil más que en el curso precedente, destacó Sánchez, y precisó que incluso a aquellos que no aprobaron los exámenes de ingresos recibieron una oferta, para no dejarlos sin la posibilidad de acceder a la Educación Superior.

No solo debemos congratularnos por ese alto número de plazas, sino porque fueron priorizadas áreas de las ciencias particularmente importantes para el desarrollo del país, significó el directivo del MES, y mencionó las Ciencias Naturales y Matemáticas, las Técnicas, de Salud y, en especial, las Pedagógicas.

De las 86 mil 930 plazas otorgadas, 43 mil 311 son para el Curso Diurno (36 mil 208 corresponden a carreras universitarias y siete mil 103 a programas de formación de técnico superior), 39 mil 206 para el Curso por Encuentros y cuatro mil 413 para la Educación a Distancia, cifras todas que sobrepasan ampliamente las del curso anterior.

Deja una respuesta