En septiembre se prevé comenzar el curso escolar en Cuba

Acorde con los resultados del proceso de inmunización con los candidatos vacunales cubanos anti-COVID-19 y la situación epidemiológica, se prevé que en septiembre venidero se inicie el nuevo curso escolar de manera presencial, o reinicie el actual en los territorios con afectaciones por la epidemia.

En el programa radiotelevisivo Mesa Redonda Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación, expuso las etapas de trabajo, la primera de ellas de abril a julio destinada a asegurar la continuidad de los servicios educacionales, y una segunda de septiembre de 2021 a enero de 2022, para cerrar el presente período de clases y preparar el próximo con las adaptaciones curriculares elaboradas por investigadores y pedagogos.

Teniendo en cuenta el comportamiento de la situación epidemiológica explicó que se crearon tres posibles escenarios, el primero de ellos favorable, para los territorios e instituciones que no han detenido el curso escolar y cierran el mismo el 23 de julio e inician el primero de septiembre de 2021 el nuevo periodo lectivo.

Un segundo y tercer escenario serían el menos favorable y el crítico, para territorios con afectaciones y que pudieran reanudar el curso actual también en septiembre, pero el primero lo cerraría el 22 de enero y los del segundo grupo una semana después, es decir, el 31 de ese mes del 2022.

Respecto a las acciones dirigidas a asegurar la continuidad de las clases, Velázquez Cobiella esclareció que desde abril y hasta el 2 de julio continuarán las actividades docentes televisivas de la misma forma que se han realizado, junto con el auxilio de las tecnologías, para la enseñanza en línea como el reparador virtual.

También abundó que no se aplicarán evaluaciones sin antes haberse trabajado de forma presencial los contenidos con los profesores, y dijo que los exámenes correspondientes comenzarán cuando se reanude el ciclo de clases.

Reiteró que como principio el país prioriza el cuidado de la salud de los alumnos y trabajadores, por lo que nunca se tomará una decisión que los ponga en peligro ante el nuevo coronavirus.

La Ministra refirió que se prioriza la calidad del proceso docente educativo y el trabajo integrado con el resto de los organismos formadores y de la administración central del Estado.

Acotó que cada consejo de dirección de las instituciones tiene que prepararse para lograr una mejor organización, en medio de las complejidades que representa el actual estilo de trabajo atemperado a las condiciones sanitarias de la nación.

Velázquez Cobiella destacó, además, la buena experiencia del sistema de evaluación con la implementación de seminarios integradores y tareas prácticas, a la vez que se ha mantenido todo el rigor académico como en las pruebas de ingreso, donde sus resultados demostraron ser superiores a los del año pasado.

A causa de la compleja y variada situación epidemiológica en todo el territorio nacional, desde el 24 de marzo del pasado año, el curso escolar ha estado marcado por constantes fluctuaciones y la intermitencia en la asistencia de los alumnos a las clases, escenario por el cual fueron implementadas modalidades de enseñanza a distancia como las teleclases, así como el incremento del uso de las nuevas tecnologías en función del saber.

Deja una respuesta