Informatización: reto de la sociedad cubana actual

Recientemente las máximas autoridades del país destacaron el avance de la informatización como una prioridad en la sociedad cubana actual, ante lo cual se proyectan varios servicios públicos, entre ellos el sistema de pago a los pensionados.

En el caso de la provincia de Camagüey, la remuneración a los 117 mil 974 jubilados existentes, hasta el cierre de octubre, por diversas plataformas electrónicas favorece la prestación y promueve una mayor cultura en el uso de esos espacios virtuales.

De ese total, 58 mil 956 jubilados cobraron su dinero por medio de tarjetas magnéticas y otros 59 mil 018 lo hicieron a través de la nómina electrónica, esta última modalidad activa desde el 20 de agosto último.

Hortensia Montenegro Capote, directora de la filial provincial del Instituto Nacional de Asistencia y Seguridad Social (INASS) en el territorio, comentó a la Agencia Cubana de Noticias que anteriormente lo que se ofrecía como medio de pago a los pensionados era la chequera, lo cual se convirtió en obsoleto.

Con la nómina electrónica, dijo, el jubilado solo debe presentar su carnet de identidad en el centro de pago donde vaya a cobrar y, en caso de no poder asistir, puede hacerse representar por otra persona ya sea familia, vecino o alguna amistad.

Aquellos que por la situación epidemiológica actual con la Covid-19 se encuentren fuera de su municipio de residencia, no pierden el derecho de cobrar sus mensualidades a través de la filial municipal del INASS, pues se le realiza un pago provisional para que puedan disponer de efectivo, aseguró la directiva.

Actualmente a quienes se incorporan como nuevas altas para el pago de pensiones se les continúa entregando tarjetas magnéticas para que puedan hacer efectivo su pago, pues lo que se desea es que en un futuro todos los jubilados cobren por esta vía, debido a las bondades que ofrece.

Montenegro Capote reconoció que aunque no todos los municipios de la provincia disponen de cajeros automáticos, en esos lugares se puede cobrar por reservación de saldo a través del post, o hacer uso de otros servicios a los que se puede acceder como el pago de la electricidad o la tarifa telefónica.

En la misma medida en que todos los organismos avancen y se integren a la informatización de la sociedad, se podrá realizar cualquier gestión sin que los ciudadanos deban acudir necesariamente a los lugares.

Esto asegura, además, una mejor calidad de vida para los adultos mayores, un sector que se incrementa en el país por el envejecimiento poblacional, y ante lo cual el Estado cubano implementa una Política demográfica para protegerlo.

Es indudable que la creación de nuevas plataformas digitales constituye actualmente un reto para lograr la incorporación de un mayor número de prestaciones en esos espacios virtuales a través de los cuales las personas puedan acceder con facilidad y rapidez a los servicios y productos que demanden.

Deja una respuesta