Insta primer vicepresidente cubano a recuperar ganadería bovina

Camagüey, 13 jun.— En su visita a la Empresa Pecuaria Genética Rescate de Sanguily, mejor entidad del país en la generación de futuros sementales de razas ganaderas de carne, Salvador Valdés Mesa, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, instó a recuperar la ganadería bovina.

La citada entidad, situada en el municipio de Jimaguayú, promueve el desarrollo, explotación y mejora de las razas vacunas Cebú, Criollo, Chacuba, Simbrah, y Siboney de Cuba, y la inseminación artificial y producción de animales de alto valor genético para el mejoramiento de los rebaños de las empresas y otros productores nacionales.

Valdés Mesa conoció que actualmente ese centro cuenta con más de seis mil cabezas genéticas y aspiran llegar a las 10 mil, según informó Jorge Luis Jiménez, director de Ganadería del Ministerio de la Agricultura.

Sobre el Proyecto de Desarrollo Ganadero PRODEGAN, Oralmis Martínez Hernández, coordinadora de ese programa en Camagüey informó que ya están validadas las 105 cooperativas comprendidas, las cuales pertenecen a los municipios de Guáimaro, Sibanicú, Jimaguayú y Camagüey.

Con una inversión superior a los 50 millones de pesos en divisas, ese proyecto iniciado en marzo del 2018, prevé incrementar la producción de leche en 30 millones de litros más en un periodo de 10 años, apuntó Martínez Hernández.

Al concluir el encuentro en la Empresa Genética, el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba intercambió en la finca El Guariao, de la propia localidad con productoras de leche de cabra.

En otro momento del recorrido presidió un análisis acerca del cumplimiento de la circulación mercantil minorista en la cual Camagüey muestra un retroceso desde abril del actual año, según expresó Iris Quiñones Rojas, ministra de la Industria Alimentaria en Cuba.

La provincia incumple en 29 millones 033 mil 700 pesos al cierre de mayo último, y acumula una deuda de 40 millones al plan de circulación mercantil desde que comenzó el año, precisó la titular.

En ese desfavorable comportamiento incide la gastronomía como actividad principal, ante lo cual Quiñones Rojas abogó por un mayor control de los aseguramientos hasta su destino final, explotar más las capacidades internas para elevar el alcance territorial de las producciones y reclasificar los bienes ociosos y de lento movimiento.

Por: Yaniuska Macías Rivera

Deja una respuesta