Primer museo-biblioteca de Cuba

Santiago de Cuba, 9 de feb. – Ubicado en la calle Pío Rosado (antigua Carnicería) entre Heredia (antigua calle Catedral) y Aguilera (antigua calle Marina) en pleno centro histórico de la provincia Santiago de Cuba, se encuentra enclavado el Museo Provincial de Santiago de Cuba “Emilio Bacardí Moreau”, el edificio fue donado por la viuda del alcalde la señora Elvira cape y es considerado el Primer Museo-Biblioteca de carácter público de Cuba.

El proyecto fue encomendado al arquitecto santiaguero Carlos Segrera con el aporte económico de Elvira Cape viuda de Emilio Bacardi y el apoyo de otras personalidades entre ellas Juan María Ravelo y Antonio Bravo Correoso que serían determinantes para la culminación de los trabajos.

La apertura de este recinto de extraordinaria importancia cultural e histórica sucede el 12 de febrero de 1899, institución que llevaba como objetivo lo de recuperar las reliquias de las guerras de independencia para lo que se contactó con miembros del Ejército Libertador y con numerosos patriotas y familiares de aquellos que habían participado en las gestas libertarias para que hicieran donación de objetos que fueron enriqueciendo la colección del museo-biblioteca

El Museo Provincial Emilio Bacardí Moreau, se distingue por su fachada ecléctica decorada con majestuosos elementos neoclásicos. A su fachada principal propicia el acceso una amplia escalinata que da acceso a un pórtico flanqueado por monumentales columnas estriadas de orden corintio. La remata un entablamento clásico hermosamente trabajado y en su frontón se exhibe el escudo de la ciudad. Son tres las considerables puertas de madera preciosa con detalles decorativos muy elaborados permiten la entrada al interior de la edificación.

El 25 de julio de 1995, en saludo al 480 aniversario de la fundación de Santiago de Cuba, fue re-inaugurado el museo, Hoy la centenaria institución cuenta con 3 salas expositivas: Arte, Historia y Etnografía y una Sala de Arte Extensión ubicada en el Antiguo Club San Carlos en calle San Pedro entre Aguilera y Heredia.

En la sala de Historia se guardan objetos relacionados con los primeros pobladores que llegaron a nuestro país: objetos de trabajo y ornamentales, vasijas e ídolos relacionados con las comunidades aborígenes. También hallan artículos estrechamente relacionados con las luchas independentistas. Y en la de Etnografía están la momia egipcia adquirida por Emilio Bacardí y las dos momias peruanas donadas al entonces Director del Museo Fernando Boytel en 1951.

La momia egipcia fue comprada por Emilio Bacardí en un viaje que hizo con su esposa por Egipto en 1912. La adquirió en la antigua Thebas, actualmente Luxer, en la casa de un anticuario musulmán.

En su sala de historia relacionada con la Guerra Necesaria se encuentran las polainas del Lugarteniente General Antonio Maceo Grajales, las medias con las iniciales A.M. y la hamaca en la que se recogió su cuerpo mortalmente herido, con manchas de sangre que confirman los sucesos.

En otra vitrina puede observarse el frac y el chaleco usados por José Martí la noche del 26 de noviembre de 1891, en su primera visita a Tampa, cuando en el Club Ignacio Agramonte pronunció su discurso para la propaganda de organización del Partido Revolucionario Cubano. Vistiendo este mismo frac, habló en Port au Prince en 1892 y en otros lugares, hasta que esta prenda quedó en Tampa al cuidado de los esposos Ruiz Callejas, quienes la donaron al museo, junto con el chaleco, el 4 de junio de 1913.

Se expone también el estuche dental con doble fondo, que sirviera para transportar correspondencia secreta que llevaba el doctor Zambrano de Nueva York a Manzanillo en 1894. Así como los fragmentos del primer ataúd de madera y el lazo-corbata que usaba Martí cuando murió en combate y que recogiera de entre sus restos depositados en el nicho 134, el Coronel del Ejército Libertador Federico Pérez Carbó.

El Museo Provincial Emilio Bacardí posee una muy importante colección de pintura colonial que data de los últimos tres siglos con obras del  artista Juan Pantoja de la Cruz, pintor de la corte del rey Fernando II, Federico Madrazo, Matías Ximeno y otros. También se ubica la amplia sala de arte nacional donde se visualizan obras de arte de prestigiosos creadores como Juan Emilio Hernández Giro, José Joaquín Tejada Revilla, Federico Martínez Matos, Lucía Victoria Bacardí Cape, Carlos Rene Aguilera, Rene Portocarrero, Antonio Ferrer Cabello, Amelia Peláez y otros.

Una de las piezas únicas que exhibe el museo es el torpedo mambí construido artesanalmente por las tropas de Calixto García para volar los veleros españoles fondeados en la boca del río Cauto durante la Guerra de Independencia de 1985.

La Comisión Nacional de Monumentos por la Resolución No. 3 del 10 de octubre de 1978, declaró en 1999 a la Institución como Monumento Nacional.

Santiago Carnago

Deja una respuesta