Santiagueros con hipoclorito en casa pero sin saber el por qué…

Santiago de Cuba 6 abr.- Para respaldar la creciente demanda de hipoclorito de sodio en el país, ante la contingencia epidemiológica ocasionada por el nuevo coronavirus, la Empresa Laboratorio de Medicamentos Líquidos Orales, Medilip, de la hermana provincia Granma intensifica sus ritmos productivos con la elaboración inicial de unos 300 000 frascos para tres usos distintos: agua para consumo, lavado de las manos y limpieza de superficies.

Efrén Rodríguez Lora, director de la entidad fabril, única de su tipo en la nación, asegura que la producción del hipoclorito al 0,1 %, va dirigido al lavado de las manos, y la del hipoclorito al 1 %, destinado a la higienización del agua, y el hipoclorito al 0,5 %, concebido para la limpieza de superficies, todos disponibles en frascos indistintos.

El directivo destacó, además, la existencia en el laboratorio de las etiquetas, los frascos y el producto para mantener la estabilidad en las producciones a escala nacional de las tres modalidades antes citadas, gracias al apoyo recibido desde BioCubaFarma, como parte del protocolo para el enfrentamiento al nuevo coronavirus en Cuba.

Como parte del encadenamiento productivo que tenemos desde el año 2019 con la Empresa Provincial de Farmacias y Ópticas, ya habían realizado una producción de 106 000 unidades del hipoclorito, las cuales estuvieron en la red de distribución alrededor de 3 meses con un lento movimiento y ahora, a raíz de la situación epidemiológica, en prácticamente un mes han tenido que hacer más de 100 000 frascos para satisfacer la demanda, lo que demuestra que la población ha ganado en la percepción de riesgo.

Paralelamente, mantienen la elaboración de anticatarrales como el Ambroxol y el Paracetamol, y se prevé una mayor producción de jarabes de orégano, eucalipto, naranja, aloe y cebolla y otros productos naturales con acción antibacteriana y antiviral.

Sí, por supuesto… Esa hermana provincia de Granma, bien que nos favorece como santiagueros en un producto que ya no teníamos en cuenta y que hoy se convierte de alta demanda.

Escrito por Bárbara Bolerí Izquierdo

Deja una respuesta