Subrayan necesidad de esclarecer contexto y alcance de la Tarea Ordenamiento

Debatir sobre el Ordenamiento es un imperativo en la Cuba de hoy, y para los economistas una responsabilidad histórica que no podemos desaprovechar, pues no se trata de una tarea más, afirmó Nicolás Valladares Naite, presidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC) en La Habana.

Desde las transformaciones que se produjeron en los años 60 con el triunfo de la Revolución, quizás no habíamos estado ante un proceso que va más allá de la unificación monetaria y cambiaria, de un nuevo enfoque de las gratuidades y subsidios y el aumento de los salarios, declaró Valladares Naite a la Agencia Cubana de Noticias.

En su opinión, “estamos ante una realidad que transversaliza a la sociedad cubana en su conjunto, y como tal se ha convertido en la polémica número uno de nuestros días”.

Dada esta situación, la labor explicativa de los asociados de la ANEC juega un papel determinante, ya que la Tarea Ordenamiento no puede resolver por arte de magia los complejísimos problemas económicos del país, y esto conspira con el deseo de muchos que esperan resultados milagrosos en el corto plazo, subrayó.

Al decir del presidente de esa organización en la capital, “en su esclarecimiento es vital separar este proceso de la crisis actual del mundo, la cual afecta a Cuba, teniendo en cuenta que no estamos analizando una crisis cíclica, sino la más abrupta caída del PIB del planeta después de la II Guerra Mundial, con un incomparable descenso del comercio”.

Más del 70 por ciento de los países del orbe han solicitado préstamos al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional y, como sabemos, Cuba no tiene acceso a ese financiamiento, recordó el entrevistado.

Valladares Naite señaló que el desabastecimiento y la escasez generados por esa crisis, junto con el recrudecimiento del bloqueo norteamericano, han traído un aumento de los precios en el sector privado y en el mercado negro, que nada tiene que ver con la Tarea Ordenamiento pero que al coincidir en tiempo y espacio genera una lamentable confusión.

Si a ello agregamos incomprensiones en el sector estatal, buscando ocultar ineficiencias a través de los precios, sin hacer tampoco un análisis correcto de sus costos, de su productividad, eficiencia y eficacia, comenzamos entonces a enlodar un proceso que vino para transformar e impulsar el desarrollo económico y social del país, dijo finalmente.

Desde hace unos días, precisamente por iniciativa de la presidencia de la ANEC en la capital, se promueve en Telegram un foro-debate instantáneo, al cual se han ido sumando economistas y contadores de casi todo el país, con el fin de exponer sus ideas y experiencias en torno a esta etapa inicial del Ordenamiento, cómo ha comenzado en sus territorios y entidades.

Deja una respuesta