La nueva Carta Magna de Cuba y su esencia martiana

Santiago de Cuba, 6 de feb.- El Héroe Nacional José Martí sigue moviendo corazones y motivando las acciones más hermosas y altruistas en la construcción de una Cuba con todos y para el bien de todos, donde se cultive la utilidad de la virtud  y aporte a un mundo mejor, que es posible para bien de la humanidad.

Por eso el espíritu del Apóstol de la independencia de la Isla vibra en cada letra, en cada postulado, en cada capítulo de la nueva Carta Magna, un documento martiano en su esencia y también fidelista, porque el Comandante en Jefe y fundador de la Revolución guió a su pueblo hacia la consecución de las ideas de Martí.

La obra y el pensamiento del más universal de los cubanos es recurrente en escuelas, universidades, eventos, intercambios;  en estudiantes, trabajadores, maestros, científicos, con el interés supremo de apropiarse de la sabiduría que legó y en la certeza de que únicamente será útil si se emplea en beneficio de la obra colectiva, como él quería.

Al pueblo le inspira perfeccionar todo cuanto ha heredado de los mejores hijos de la Patria desde Carlos Manuel de Céspedes hasta Fidel Castro quien, como mejor discípulo de José Martí, hizo realidad los sueños del Maestro: “Yo quiero que la ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”.

Precisamente en el preámbulo del documento aparece ese pensamiento del patriota y,en consonancia con esto,Abel Prieto, presidente de la Sociedad Cultural José Martí,expresó a  Cubadebate: “El respeto a la dignidad humana, esa que pedía Martí recorre las páginas de la Constitución que es profundamente martiana»,

  Asimismo, destacó que el Héroe Nacional de Cuba estaría “orgulloso de que tantos años después de haber caído en dos Ríos, este país construyera colectivamente, porque ese proceso es una de las cosas más hermosas y estimulantes que puedas ver, el pueblo convertido en constituyente, la gente estudiando”.

En la reciente clausura de la IV Conferencia Internacional Por el Equilibrio del Mundo,en la capital, el historiador de La Habana Eusebio Leal afirmó, en su conferencia magistral, que Martí nos convoca a luchar por la justicia social, por la igualdad de los hombres, por la dignidad plena y absoluta de la mujer.

Resaltó también que en la Constitución que el pueblo de Cuba está llamado a refrendar el 24 de febrero próximo aparece como clave el pensamiento de José Martí, el creador de una conciencia nacional.

Y es que si pretendemos vivir y crear en una nación libre y próspera,donde se mantenga indemne el sistema de economía basado en la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción, como refrenda el texto constitucional, estamos tomando de referencia y asumiendolos postulados y el  magisterio legado por el Apóstol, piensa el historiador santiaguero Francis Velázquez.

  Se fortalece la esperanza de un mejor destino para todos los cubanos, al reforzarse en el texto constitucional el liderazgo del Partido único, martiano y fidelista, por ser garante de la construcción de la patria socialista, vanguardia organizada que se sustenta en su carácter democrático y permanente vinculación con el pueblo.

  En la Constitución, que procura un mayor respeto al ser humano, laten las ideas de este hombre que creó el Partido Revolucionario Cubano, organizó la Guerra Necesaria, hizo una obra monumental en pos de la unidad y cayó en combate en Dos Río con el único propósito de darle a Cuba el preciado tesoro de la independencia.

  Una Carta Magna que también se funda y sostiene en la unidad como vía expedita para salir adelante y avanzar hacia el futuro luminoso de la Patria, haciendo honor a Martí, quien había recalcado en la necesidad de “unir cuanto tenemos de útil y de vivo”.

Por: Aída Quintero Dip.

Deja una respuesta