Mi voto Por Cuba

 Santiago de Cuba, 25 de feb.- Desde horas tempranas de la mañana del domingo la masividad fue protagonista en esta jornada de votaciones. La aprobación de una Carta Magna convidaba a los santiagueros a reafirmar su apoyo a la Revolución.

Ir a las urnas el 24 de febrero tuvo un simbolismo especial. Hace 124 años se reiniciaron las Guerras Independentistas contra España liderada por el apóstol José Martí. Ahora comenzamos una nueva era donde la continuidad del proceso revolucionario queda patente.

Por eso en una unidad histórica decidimos sin imposición de nadie cual país queremos construir. Cuando avanzaba la jornada electoral disminuían las colas en los colegios. Y constatábamos que en las mesas tuvieron mayor protagonismo las féminas. Esto ya no es sorpresa.

Las mujeres desde 1959 tienen los mismos derechos que los hombres, y son una Revolución dentro de la Revolución como en algún momento sentenció Fidel Castro. Podemos destacar en el recorrido realizado por varias partes de la geografía santiaguera, cómo se le explicaba a las personas el proceso de votación.

Además existió prontitud en la mayoría de los lugares visitados a la hora de llevarle las boletas a los electores dificultados por enfermedad de asistir a los colegios. Papel fundamental este 24 de febrero tuvieron los pioneros quienes resguardaron las urnas, así como estudiantes del pre-universitarios que fungieron como observadores.

Esa es la clave de este Referendo Constitucional llevado a cabo este domingo 24 de febrero. Reafirmamos la unidad del pueblo y la continuidad de la Revolución.

Por: Jorge Carlos Albear Brito.

Deja una respuesta