Una conquista femenina

Por el ejemplo de la insigne patriota Ana María Betancourt…Yo Voto Sí por mi Constitución.

Santiago de Cuba, 7 de feb. – Desde hoy y hasta el 24 de Febrero, en cada santiaguera y en cada cubana estará muy presente una insigne mujer, Ana María Betancourt.

Traerla  a la actualidad  este día, en el aniversario  118 de su muerte, tiene argumentos irrebatibles, pues son varios los documentos donde se expresa que fue ella la precursora  en alzar su voz para que en la  Constitución de Guáimaro, la primera en Cuba,  se tuviera en cuenta el derecho a la emancipación de la mujer.

Por entonces, ninguna fémina tuvo la oportunidad de estar como delegada en una reunión de esa envergadura, sin embargo en aquella Asamblea  Constituyente realizada  el 10 de abril de 1869 trascendió ese hecho extraordinario, cuando  el patriota camagüeyano Ignacio Agramonte presentó a la Cámara, por encargo de Ana Betancourt de Mora, la solicitud para que se concediera a la mujer en la futura República el derecho a la igualdad y el cese de la explotación femenina, además del derecho de defender a la Patria en voz y acción.

 Esta camagüeyana de nacimiento se adelantó sobremanera a su época, no solo por  tener el temple de ir a la manigua, sino porque supo defender sus ideales alzando la voz  para expresar en vibrante discurso días después de la proclamación del texto constitucional…

“Ciudadanos: La mujer, en el rincón oscuro y tranquilo del hogar, esperaba paciente y resignada esta hora hermosa en que una revolución nueva rompe su yugo y le desata las alas… Aquí todo era esclavo: la cuna, el color y el sexo. Vosotros queréis destruir la esclavitud de la cuna peleando hasta morir. Habéis destruido la esclavitud del color emancipando al siervo. ¡Llegó el momento de libertar a la mujer!.”

De estos sucesos han transcurrido casi 150 años, y cuando aludimos a ese momento histórico nos damos cuenta de la hermosa historia que rodea la Constitución que tenemos hoy, la cual será refrendada por el pueblo de Cuba el venidero 24 de febrero.

En la carta magna de hoy, se expone  en el Artículo 43…

La mujer y el hombre tienen iguales derechos y responsabilidades en lo económico, político, cultural, laboral, social, familiar y en cualquier otro ámbito. El estado garantiza que se ofrezcan a ambos las mismas oportunidades y posibilidades

El estado propicia el desarrollo integral de las mujeres y su plena participación social.   Asegura el ejercicio de sus derechos sexuales y representativos, las protege de la violencia de género en cualquiera de sus manifestaciones y espacio, y crea los mecanismos institucionales y legales para ello.

Este el derecho de la mujer proclamado por  Ana Betancourt  cuando la Constitución Mambisa, que se materializa  luego de una extensa guerra por la Independencia de Cuba primero, y de la batalla por conquistar la igualdad de la mujer después  con su expresión más actual en las luchas de Vilma  Espín Guillois, quien como Presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas logró definitivamente  la mayoría de estas conquistas.

Por ello en esta jornada de conmemoración por el aniversario de la desaparición física de Ana María Betancourt, la mujer santiaguera, las camagüeyanas, y las cubanas en sentido general, cuando vayamos a las urnas este 24 de febrero, encontramos un nuevo motivo para afirmar que #YoVotoSi por mi Constitución.

Por:  Agustina Bell Bell.

Deja una respuesta