El Che: estratega de la lucha guerrillera

Ernesto Guevara fue el primer Comandante designado por Fidel Castro, el Comandante en Jefe, en la Sierra Maestra. El Che dejó pruebas indelebles de arrojo y de pensamiento estratégico. En un nuevo trabajo en esta misma página hablaremos de sus criterioshalagüeñossobre ellevantamiento armado del 30 de noviembre en Santiago de Cuba, dirigido por otro joven revolucionario:FrankPaís. En el presente comentaremos otras valoraciones del Che sobre momentos fundamentales en la lucha contra la tiranía de FulgencioBatista; juicios que revelan su condición de estratega guerrillero.

Comencemos por elcombatedel Uvero, dirigido por Fidel Castro, donde el Che participó como combatiente y como médico. Al concluir la acción el guerrillero cubano argentino permaneció unos días en la zona para atender a los heridos y al reincorporarse a la tropa rebelde destacó la importancia del hecho. “Para nosotros fue además la victoria que marcó la mayoría de edad de nuestra guerrilla. Esta acción selló la suerte de los pequeños cuarteles situados lejos de las agrupaciones mayores del enemigo y fueron desmanteladas al poco tiempo”.

Tania Fernández en su artículo “Extender la guerra por todo el país “ (Revista Bohemia, número especial de octubre, 2019), señala que tras el segundo combatede Pino del Agua – el 16 de febrero de 1958- el Che afirmó que esta acción: “marcó la culminación de la consolidación del Ejército Rebelde y el inicio de una nueva etapa” Y su juicio fue acertado: ese mismo año las tropas rebeldes derrotaron la ofensiva del Ejército batistiano y emprendieron la invasión a Occidente encabezada por los comandantes Camilo Cienfuegos y Ernesto Guevara.

Los criterios del Che sobre los combatesdel Uvero y Pino del Agua son reiterados con asiduidad por los especialistas, no sucede lo mismo cuando se trata de sus reflexiones sobre la reunión de Mompiè. Nos detenemos en este hecho y su saldo político; nos apoyamos en el citadonúmero de Bohemia. El 9 de abril de 1958, combatientes clandestinos del Movimiento 26 deJulio se lanzaron a las calles en todo el país: la heroica tentativa fue ahogada en sangre.

Las fuerzas represivas de la tiranía abortaron la huelga. Se impuso entonces la necesidad de un contacto entre las organizaciones clandestinas que combatían en las ciudades y la dirección rebelde de la Sierra Maestra. La histórica cita se celebró los días 3 y 4 de mayo. Entre los invitados estaba Ernesto Guevara quien era ya un combatiente reconocido en la sierra y el llano. Sobre el evento el Che escribió:

“La reunión fue tensa, dado que había que juzgar la actuación de los compañeros del llano, que hasta ese momento, en la práctica, habían conducido los asuntos del 26 de Julio. La concepción guerrillera saldría de allítriunfante, consolidado el prestigio y la autoridad de Fidel. El análisis de la huelga demostraba que sus preparativos y su desencadenamiento estaban saturados de subjetivismo “.

Con ese mismo rigor Ernesto Guevara valoró su participación en la lucha internacionalista. De su experiencia revolucionaria en El Congo dejó su Diario de Campaña, sintetizado posteriormente en sus reflexiones bajo el título de Pasajes de la guerra revolucionaria. Después nos legó un libro publicado en Cuba tras su asesinato: Diario del Che en Bolivia, el cual analizaremos en un próximo trabajo: por su significado y por la forma insólita como logró publicarse, preferimos dedicarle un texto completo.

Deja una respuesta