El Che, la crítica y el Octavo Congreso del Partido

Ya lo contamos en esta página: algunos temían a su sinceridad desnuda avalada por su prestigio y su conducta diaria, por su sentido de la crítica tan estricto que, en ocasiones, sus reflexiones ajenas a cualquier manifestación de hipocresía, laceraban y se confundían con la ofensa. Sin embargo, quienes lo conocieron admiran, entre otras cualidades, su modo de afrontar la crítica. El guerrillero tenía conciencia del asunto. En su discurso en la plenaria azucarera de Camagüey (9-2-1963) cuestionaba a quienes justificaban los resultados productivos. “Ustedes saben –afirmaba- que yo tengo la manía de hacer críticas siempre que me encuentro ante un micrófono”.

Defendía abiertamente la necesidad de la crítica como herramienta indispensable para lograr el mejoramiento humano, como instrumento útil para construir la sociedad socialista y emanciparla de la enajenación capitalista. Sabía que hacer una revolución auténtica como la cubana era imposible sin el cuestionamiento de los rezagos heredados de la sociedad capitalista; que el socialismoera un camino por desbrozar, que se podían cometer errores yse debían asumir con espíritucrítico, como momentos de superación.

Si interpretamos el sentido de la crítica que tenía el Che y lo trasladamos al contexto cubano actual podemos hacer consideraciones que demuestran su vigencia. Quisiera detenerme en una: la realización en abril pasado del Octavo Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) que constituye un ejemplo paradigmático. El desarrollo del magno evento de los comunistas cubanos nos hizo sentirlocercano, como si el Guerrillero Heroico hubiera estado entre los delegados del cónclave.

Recientemente los periodistas que integran la Delegación de Base de los Medios Nacionales de la Unión de Periodistas de Cuba en Santiago participaron en un intercambio para analizar dos documentos: el Informe Central al Octavo Congreso del PCC presentado por el General de EjércitoRaúl Castro y el discurso de Clausura del Presidente cubano Miguel Díaz-Canel, quien fue electo nuevo Primer Secretario de la organización partidista cubana. El objetivo básico:valorar losproblemasabordados en ambostextos, especialmente los que tañen directamente a la prensa.

CarlosSanabia, periodista de Radio Rebelde, hizo un resumen de los documentos. Lossintetizó así: “Raúl puntualizó con objetividad, claridad y sentido crítico las tareas desarrolladas por el Partido y el pueblo en los últimos cinco años, frente a los desafíos y dificultades de la situación internacional, el bloqueo y las deficiencias internas como la burocracia, la inercia, la resistencia al cambio y la falta de exigencia , firmeza y control frente a fenómenos negativos que afectan a la sociedad cubana y que tienen que ser resueltos por el Partido en el nuevo periodo de trabajo con la unidad de todo el pueblo entorno a dos tareas básicas: el desempeño de la economía nacional y la lucha por la paz y la firmeza ideológica, tareas que constituyen las misiones fundamentales del Partido”.

Respecto al discurso del Presidente cubano destacó que fue una respuesta a los problemas planteados en el Informe Central y al modo de afrontarlos en la próxima etapa de trabajo. Los periodistas dialogaron ampliamente y ratificaron los planeamientos del Congreso. Reconocieron que, con independencia de los avances en el trabajo periodístico, persisten insuficiencias que se deben afrontar desde unperiodismomásdinámicoy creativo para informar, opinar y convocar al pueblo cubano a resistir y avanzar en las difíciles circunstancias actuales; los medios deben aportar al desarrollo de la estrategia económicosocial del país y a sus proyecciones hasta el 2030.

Un tema sobre el cual se insistió fue el de la política informativa, pues en el Informe Central al Congreso se plantean deficiencias reales. Pero, la política informativa no solo implica a los periodistas, sino a numerosas instituciones y personas que tienen responsabilidades en los diferentes niveles de dirección pues, el objetivo de esta política es común para todos, para los medios, y para el resto de las organizaciones y organismos. El fin es el mismo: hacer un periodismo de mayor calidad a tono con las exigencias de los nuevos tiempos y de sus destinatarios: los receptores.

En el encuentro se evidenció una voluntad clara, la deproducir unperiodismo máságil, fresco y convincente;aspiración en la cual el trabajo conjunto, la concertación de todos los que tienen que ver con la política informativa es fundamental. A los periodistas les corresponde elaborar un discurso periodístico creativo y audaz capaz de mantener informado consecuentemente al pueblo y de convocarlo para cumplir con el desarrollo de la estrategia esencial de la sociedad cubana actual: trabajar por construir un socialismo máspróspero y sostenible.

Deja una respuesta