El Che y la política exterior de la Revolución

Entre las dimensiones más trascendentes del hacer revolucionario de Ernesto Guevara está su participación activa en la formación y ejecución de la política exterior de la Revolución Cubana. Sobre este tema la revista Política Internacional publicó, en su primer número del trimestre enero-marzo de 2019, el artículo “Latinoamérica, el pensamiento político-ético del Che y la política exterior de la Revolución Cubana”, del doctor en ciencias Leyde Ernesto Rodríguez Hernández. Por su nivel de actualidad queremos resumirlo y apuntar algunos criterios.

En septiembre de 1959 el Che, en representación de Cuba, realizó un periplo por varios países afroasiáticos. Un año después presidió una delegación comercial cubana que viajó a los países socialistas de Europa del Este, a China y Corea. Este recorrido enriqueció sus concepciones sobre cómo debía construirse el socialismo y cómo se podría destruir. La historia, implacable, le dio una vez más la razón.

Para entender el alcance de la política exterior cubana hay que recurrir a losdiscursosque pronunció en diversos foros regionales omundiales, comentemos algunos de ellos.En agosto de 1961 en Punta del Este, Uruguay, con motivo de la conferencia del Consejo Interamericano Económico y Social de la OEA denunció los nuevos métodos de dominación política y económica del imperialismo estadounidensepara obstaculizar cualquier intento de unidad de lospaíses de América Latina y el Caribe. Sus palabras estuvieron dirigidas acontrarrestar y denunciar la estrategia geopolítica norteamericana bautizada eufemísticamente como la Alianza para el Progreso. Por primera vez en su historia,en la OEA, una voz, la de Cuba, discrepaba públicamente del imperio.

Entre 1964 y 1965, el Che desarrolló una intensa actividad en el plano internacional. El 11 de diciembre de1964, en la XIX Asamblea General de la ONU celebrada en Ginebra, en nombre del gobierno cubano,denunciólas agresiones de Estados Unidos contra Cuba y expuso con toda nitidez losfundamentos latinoamericanistas de la Revolución: “Allí en la apacible Ginebra, sentenció que elañoso y tristemente célebre “Fondo MonetarioInternacional era el cancerbero del dólar en el capitalismo […] el instrumento de penetración delos capitales norteamericanos en el mundo subdesarrollado […]. Con argumentos irrebatibles combatió el intercambiodesigual impuesto a las naciones del Tercer Mundo y exigió la edificación de un Nuevo OrdenEconómico Internacional”.

En marzo de 1965 recorrió varios países africanos; un periplo que todavía es recordado en muchosescenarios. Durante el Segundo Seminario Económico dela Organización de Solidaridad Afroasiática, expuso una idea clave: “no hay fronterasen la lucha a muerte contra el imperialismo”,planteamiento que tuvo fuerte repercusión entre los líderes africanos y sistematizópara siempre la concepción internacionalista del Che, su modo de entenderla lucha revolucionaria.

Varias de las intervenciones del Che realizadasen Cuba, varias de ellas recogidas en sus textos o en trabajos relacionados con la política exteriorrepercutieron hondo en el país y en el exterior; en próximos trabajos, en esta página, abordaremos algunas de ellas. Podemos adelantar queconstituyeron la base de los pilares que hoy sustentan a la políticaexterior cubana y que han sido reconocidas internacionalmente, sobre todo en el Tercer Mundo, por su contundente apoyo a las causas más justas de una humanidad en peligro de extinción. En el mundo caótico en que habitamos palabras como antimperialismo, solidaridad, paz y justicia, son parte del discurso de la sobrevivencia y el desarrollo:así la asumen los pueblos y muchos de sus gobiernos.

La vigencia de la labor diplomática del Che es tan reconocida como vigente. Leyde Ernesto la resume y al mismo tiempo alerta: “El ejemplo y la obra del Che no deben ser utilizados como parte de una táctica para cumplir objetivos políticos inmediatos, es necesario que formenparte consciente de la actividad cotidiana de lasfuerzas de izquierda frente el brutal capitalismo neoliberal y de la misión estratégica que tiene la Revolución Cubana de educar nuevos valores morales yhumanos en las presentes y futuras generacionesde cubanos”.

Deja una respuesta