Honoris Causa de Fidel

Nuestro comandante eterno de la revolución Cubana Fidel Castro Ruz, fue reconocido y homenajeado en incontables oportunidades tanto en el ámbito nacional como internacional: Medallas, órdenes, condecoraciones y sobre todo condiciones extraordinarias, le fueron concedidas a lo largo de su fructífera vida de revolucionario, sobre todo las que lo designan como Doctor honoris causa en un gran número de Universidades

Doctor honoris causa es un título honorífico que le otorga una Universidad a personas que se destacan en cualquier ámbito de la vida social, científica, pedagógica y otras, siempre que se destaquen con excepcional eminencia y recibe quien lo obstenta, el mismo tratamiento y privilegios que aquellos que obtienen su doctorado académico de forma convencional.

Durante el acto de imposición de las insignas que lo acreditan
como Doctor Honoris Causa en Ciencias Jurídicas de la Universidad
Nacional Mayor de San Marcos, de Perú. 10-09-1990

Su significado se traduce como  “por causa de honor”. Es un alto emblema para personas de testimonio social, reconocido e intachable, como lo fue en su trayectoria el líder Cubano

En el momento de la ceremonia de investidura, se utilizan distintos objetos relacionados con la universidad clásica y que simbolizan lo elevado de la sabiduría de quien lo recibe. Lleva quien será distinguido como doctor honoris causa los siguientes atributos.

El birrete o banda, el anillo, los guantes blancos símbolo de la pureza que deben conservar tus manos en tu trabajo y en tu escritura, distintivo a la vez de honor y valía y un libro abierto 

Tras la ceremonia, el nuevo doctor toma asiento en la cátedra de la sabiduría, y muestra magnificencia a la universidad, comprometiéndose  a guardar las leyes y el honor del alto centro de estudios y prestarle favor, auxilio y consejo.

Fidel Castro es concedido como Doctor honoris causa en ciencias jurídicas en la Universidad Estatal de Moscú en 1963.

Doctor honoris causa en ciencias jurídicas en la Universidad en la Universidad Carolina en Praga, república Checa 1972

Profesor honoris causa Universidad Mayor de San Andrés del estado plurinacional de Bolivia 1987 y la misma condición en la Universidad Boliviana Mayor de San Simón ese mismo año.

Doctor honoris causa en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Perú en 1990.

También en Bolivia pero en la Universidad autónoma Tomás Frías obtiene en 1990 el titulo de doctor honoris causa.

La condición de doctor honoris causa en 1992 se le otorga en la Universidad autónoma de Santo Domingo y un año mas tarde en 1993 se le concede la misma condición por parte de la universidad de Oruro en Bolivia.

Vuelve a otorgarle la universidad de San Andrés en Bolivia la condición Doctor Honoris Causa en Leyes

Consecutivamente en los años 1993, 1994,1995, 1996 es declarado con el mismo doctorado en: Universidad Federal de Santa Catalina, Brasil. Universidad técnica del norte y Universidad Federal de Romaira, Brasil. Universidad de Soka en Tokio. Benemérita Universidad autónoma de Puebla, México.

En el 2001 se le otorga la condición de doctor honoris causa de la Universidad técnica de Cotopaxi. Ecuador.

En el 2002 el Instituto superior de ciencias medicas de la Habana le otorga la condición al comandante y en el 2007 es la UCI (Universidad de ciencias informáticas de Cuba) quien lo avala como doctor honoris causa

Vuelve el hermano pueblo de Bolivia a reconocer a Fidel a través de la universidad pública de El Alto en el 2008 y el año siguiente es en Rusia, la Universidad estatal de economía quien le otorga la condición de Doctor Honoris Causa

En Cuba vuelve a obtener el registro como Doctor por parte del instituto superior politécnico José Antonio Echeverría

La universidad Autónoma del estado de Morelos en México en el 2012 hace entrega de la distinción y en 2013 de la academia de las FAR general Máximo Gómez la condición de doctor honoris causa en ciencias militares

Es la universidad de Lanús, Argentina quien lo honra con la máxima condición doctor honoris causa, así como la Universidad nacional Siglo XX.

Deja una respuesta