Vigencia de Chávez

Santiago de Cuba, 7 de mar.- La grandeza de un hombre no solo se mide por lo que es capaz de hacer por su pueblo, sino por la vigencia que esas obras tengan más allá del tiempo. Así pasa con Chávez.

Cada acción llevada a cabo por el bienestar de Venezuela ha perdurado pese a muchos obstáculos impuesto por Estados Unidos, en su afán de derrocar la Revolución Bolivariana. Chávez encontró en Fidel un padre y ese amigo necesario en tiempos difíciles. Cuba sirvió y ha servido de ayuda a Venezuela en muchos programas que benefician al pueblo de ese país.

Ahora cuando la Revolución Bolivariana enfrenta una gran amenaza de posible agresión militar, el pensamiento de Chávez está presente en la Guardia nacional y en ese pueblo, que no permitirá que los opositores al servicio de los yanquis roben lo que pertenece a esa nación.

Cuando la campaña mediática contra Venezuela arrecia desde todos los frentes, uno de los legados que dejó Chávez es la lucha hasta el final por mantener la libertad y la soberanía de la nación. «Tenemos Patria y hay que defenderla» así dijo en muchas ocasiones.

Su conexión con el pueblo era única. Pronunciaba un discurso con la mayor energía y énfasis de acuerdo a la situación, o cantaba y bailaba con cualquiera si el momento lo ameritaba. Esa forma de ser hizo que Chávez no fuera solo un jefe de estado.

Cuando el 4 de octubre del 2012 dijo bajo un aguacero atroz, tú también eres Chávez muchacho venezolano, esa consigna se convirtió en ícono del país para mantener su legado.

Hoy mientras el asedio de los yanquis aumenta, con tal de obtener las riquezas de Venezuela, es importante que la conciencia revolucionaria del pueblo no desmaye y sepan mantener bien alto la soberanía y la paz.    

Por: Jorge Carlos Albear Brito.

Deja una respuesta