COVID-19 en el mundo: Los infectados por coronavirus superan los 1,9 millones

Los casos confirmados de covid-19 en todo el mundo ascienden a 1.919.913, según los últimos datos actualizados por el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que monitorea las estadísticas a escala internacional.

Anteriormente, el sitio web de la Universidad anunció que el número de casos de covid-19 en el mundo había superado los 2 millones y ascendía a 2.019.320 personas. Estas cifras estuvieron en el sitio durante dos horas, antes de ser corregidas.

El número de fallecidos por covid-19 ha aumentado hasta los 119.666 casos, mientras que 449.589 afectados se han recuperado.

De momento, EE.UU. es la nación con mayor número de contagios y de fallecimientos, con 581.918 infectados y 23.608 casos mortales. En número de muertes lo siguen Italia, que acumula 20.465, España (17.756) y Francia (14.967).

El pasado 11 de abril, EE.UU. registró 2.108 muertes en un solo día, fijando un nuevo récord de fallecimientos en una jornada a nivel mundial desde el inicio de la epidemia en enero.

Desde el inicio del brote, 43.924 pacientes han logrado recuperarse en EE.UU, según datos de la Universidad Johns Hopkins.
Investigan en EE.UU. una estafa con 39 millones de mascarillas

La Justicia de EE.UU. investiga una estafa en la venta de 39 millones de mascarillas faciales destinadas a trabajadores médicos que combaten el coronavirus, que habían sido gestionadas por el sindicato SEIU – United Healthcare Workers West, de California, publicaron medios locales.

El 26 de marzo pasado, el sindicato anunció que había conseguido los protectores, que fueron encargados por varias instituciones. Sin embargo, días después los trabajadores de distintos centros de salud denunciaron que no se los habían entregado. Incluso, un vocero del Kaiser Permanente expresó que el proveedor no pudo brindarles ninguna «información confiable» sobre «dónde podrían verificar e inspeccionar el envío».

En este marco, el fiscal federal del Distrito Oeste de Pensilvania, Scott Brady, detalló que desarrollaron la investigación mientras trataban de interceptar las mascarillas y destinarlas a la Agencia Federal de Manejo de Emergencias.

La pesquisa llevó a los agentes hasta un empresario de Pittsburgh, Pensilvania, quien afirmó que trabajaba junto al sindicato para conseguir los artículos. Además, reveló que había estado en contacto por WhatsApp con un proveedor de Kuwait y con un corredor de Australia, quien le dijo que 2 millones de las máscaras estaban en un depósito de Georgia. Ambos están ahora bajo investigación.

Brady también indicó que el empresario de Pittsburgh y el sindicato de California serían parte de la cadena de intermediarios que fueron engañados, por lo que no están entre los sospechosos. «Hay oportunistas que están buscando una víctima», expresó.

Por último, el fiscal confirmó que hasta que la maniobra fue descubierta no se había realizado ningún pago.

Deja una respuesta