Documentos filtrados exponen una masiva operación de propaganda en Siria

Gobiernos occidentales financiaron la manipulación de los servicios de inteligencia formando a los líderes de la oposición siria, colocando historias en los medios de comunicación desde la BBC hasta Al Jazeera, y dirigiendo todo un cuadro de periodistas. Un tesoro de documentos filtrados expone la red de propaganda.

Los documentos filtrados muestran cómo el gobierno de Reino Unido a través de contratos con empresas desarrolló toda una infraestructura avanzada de propaganda para impulsar el apoyo occidental a la oposición política y armada de Siria.

Prácticamente todos los aspectos de la oposición siria fueron instruidos y comercializados por empresas de relaciones públicas respaldadas por el gobierno occidental, desde sus narrativas políticas hasta su marca, desde lo que dijeron hasta donde lo dijeron.

Los archivos filtrados revelan cómo los servicios de inteligencia occidentales engañaron a la prensa como a niños, elaborando cuidadosamente la cobertura mediática de la guerra en Siria en inglés y árabe, produciendo un flujo constante de propaganda a favor de la oposición.

Contratistas estadounidenses y europeos capacitaron y asesoraron a los líderes de la oposición siria en todos los niveles, desde jóvenes activistas hasta los jefes del gobierno paralelo en el exilio. Estas empresas también organizaron entrevistas para líderes de la oposición siria en los principales medios de comunicación como la BBC y el Canal 4 del Reino Unido.

Más de la mitad de los periodistas de Al Jazeera en Siria fueron entrenados en un programa conjunto del gobierno de Estados Unidos y el Reino Unido llamado Basma, que produjo cientos de activistas mediáticos de la oposición siria.

Las empresas de relaciones públicas del gobierno occidental no solo influyeron en la forma en que los medios cubrieron Siria, sino que, como revelan los documentos filtrados, produjeron sus propias pseudonoticias propagandísticas que se transmitían en las principales cadenas de televisión de Oriente Medio, incluidas BBC Arabic, Al Jazeera, Al Arabiya, y Orient TV.

Estas empresas financiadas por Reino Unido funcionaron como agentes de relaciones públicas a tiempo completo para la oposición armada siria dominada por los extremistas. Un contratista, llamado InCoStrat, dijo que estaba en contacto constante con una red de más de 1.600 periodistas y los utilizó para impulsar la cobertura a favor de la oposición. Otro contratista del gobierno occidental, ARK, elaboró ​​una estrategia para “cambiar la marca” de la oposición armada dominada por los salafistas yihadistas de Siria “suavizando su imagen”. ARK se jactó de proporcionar propaganda de oposición que “se transmitía casi todos los días” en las principales cadenas de televisión en idioma árabe.

Prácticamente todos los principales medios corporativos occidentales estaban influenciados por la campaña de propaganda financiada por el gobierno británico, y expuesta en el tesoro de documentos filtrados, desde el New York Times hasta el Washington Post, CNN, The Guardian, The Times, BBC y Buzzfeed.

Los archivos confirman los informes de periodistas – incluido el de Max Blumenthal de The Grayzone-, sobre el papel de ARK, el contratista del gobierno de Estados Unidos y de Reino Unido que popularizó los cascos blancos en los medios occidentales. ARK gestionó las cuentas de las redes sociales de los cascos blancos y ayudó a convertir al grupo financiado por Occidente en un arma de propaganda clave de la oposición siria.

Los documentos filtrados consisten principalmente en material producido bajo los auspicios del Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido y de la oficina de la Commonwealth. (FCO). Todas las empresas nombradas en los archivos fueron contratadas por el gobierno británico, pero muchas también estaban ejecutando “proyectos de múltiples donantes” y recibían fondos de los gobiernos de los Estados Unidos y otros países europeos.

Además de demostrar el papel que jugó esta manipulación de la inteligencia occidental en la configuración de la cobertura de los medios, los documentos arrojan luz sobre el programa del gobierno británico para capacitar y armar a los grupos rebeldes en Siria.

Otros materiales muestran cómo Londres y gobiernos occidentales trabajaron juntos para construir una nueva fuerza policial en las áreas controladas por la oposición.

Muchos de estos grupos de oposición respaldados por Occidente en Siria eran extremistas yihadistas salafistas. Algunos de los contratistas del gobierno del Reino Unido cuyas actividades se exponen en estos documentos filtrados estaban de hecho apoyando la rama de al-Qaeda en Siria, Jabhat al-Nusra, y a todos sus fanáticos rebrotes.

Los documentos fueron obtenidos por un grupo autodenominado Anonymous, y fueron publicados bajo una serie de archivos titulados “Op. Caballo de Troya del HMG [Gobierno de Su Majestad]: de la iniciativa integral a las operaciones encubiertas en todo el mundo. Parte 1: Domando a Siria”.

Los filtradores no identificados dijeron que su objetivo es “exponer la actividad delictiva del FCO (Foreign Commonwealth Office) y los servicios secretos del Reino Unido”, diciendo: “¡Declaramos la guerra al neocolonialismo británico!”

The Grayzone no pudo verificar de forma independiente la autenticidad de los documentos. Sin embargo, cotejamos el contenido con los informes sobre la desestabilización occidental y las operaciones de propaganda en Siria por parte de este medio y muchos otros.
Oficina Exterior del Reino Unido y salarios militares en la guerra de la propaganda en Siria

Deja una respuesta