Ecuador decreta estado de excepción y toque de queda para frenar contagios

El gobierno nacional de Ecuador decretó, a partir de este lunes y por 30 días, un nuevo estado de excepción con la finalidad de evitar la propagación de la COVID-19 en este país sudamericano.

Según un reporte de Prensa Latina, la decisión la tomó el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) en reunión convocada por el presidente de la República, Lenín Moreno, e incluye toque de queda desde las 22:00 hasta las 04:00 (hora local), desde esta jornada y por 15 días, inicialmente.

En el encuentro, la instancia definió otras medidas que ya comienzan a regir como Ley Seca, que prohíbe la venta de licores y se aplicará en el mismo horario.

Asimismo, continuará la exigencia para los pasajeros que arriben a Ecuador procedentes del Reino Unido, Australia, Sudáfrica y países de la Unión Europea, de una prueba PCR con resultado negativo efectuada en los 10 días previos al viaje.

Según indicó Juan Zapata, presidente del COE, a la disposición se suma una prueba rápida de antígenos en los aeropuertos, que será gratuita y la tomará una brigada del Ministerio de Salud Pública.

También, Ecuador exigirá como medida adicional a los viajeros no residentes en esta nación andina, cumplir un período de aislamiento obligatorio de cinco días, desde su arribo, en hoteles previamente acordados.

En el caso de no presentar un resultado de PCR o dar positivo, el confinamiento será por un mayor tiempo.

Las nuevas limitaciones comprenden restricciones de circulación vehicular a nivel nacional, nuevos horarios de funcionamiento para centros comerciales con aforo del 50 por ciento de capacidad y en restaurantes y hoteles de hasta el 30 por ciento.

Las playas no abrirán los días 24, 25 y 31 de diciembre, ni el 1 de enero de 2021 y tampoco ofrecerán servicios los bares, discotecas y centros de diversión nocturna.

En esa misma línea, quedan limitadas las reuniones sociales a un máximo de 10 personas y está prohibida la quema de monigotes o muñecos en espacios públicos a escala nacional. Según aclaró el dignatario, las medidas podrían extenderse, de acuerdo a la información científica que salga a la luz sobre la nueva cepa del coronavirus SARS-Cov2, causante de la Covid-19.

Previo a las definiciones a nivel nacional, el alcalde de Quito, Jorge Yunda, adelantó que solicitó al COE imponer un toque de queda, durante las festividades de navidad y año nuevo, en esta capital, epicentro de la enfermedad respiratoria, con un acumulado de 67 mil 812 casos positivos desde marzo último, cuando comenzó la emergencia sanitaria en Ecuador.

Deja una respuesta