Estados Unidos detona bomba para poner a prueba costoso portaavión

La Marina de Estados Unidos inició una serie de pruebas en su portaaviones más reciente y avanzado, llevando a cabo poderosas explosiones para determinar si este costoso barco está listo para la guerra.

La primera de las pruebas, conocidas como Full Ship Shock Trials (pruebas de impacto a toda la nave), ocurrió el viernes, cuando la Armada desencadenó un evento explosivo gigante cerca del USS Gerald R. Ford, según un comunicado.

Imágenes y videos mostraron una enorme explosión de agua en el océano como resultado de lo que los medios estadounidenses informaron que fue una explosión de 40.000 libras (18.144 kilogramos).

El Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que la explosión, que ocurrió en el Océano Atlántico frente a la costa de Florida, se registró como un terremoto de magnitud 3.9.

Después de las pruebas, el buque de guerra se someterá a mantenimiento y reparaciones.

La construcción de esta nave empezó hace más de una década, en 2005, cuando se celebró la ceremonia de corte de la primera plancha de acero. Inicialmente su entrada en servicio estaba prevista para septiembre de 2015, pero problemas con las turbinas y el sistema de aterrizaje provocaron varias demoras.

Aunque inicialmente se estimaba que la construcción costaría unos 8.000 millones de dólares, el presupuesto final del USS Gerald R. Ford fue de 13.000 millones de dólares, lo que lo convierte en el portaaviones más caro jamás realizado.

Deja una respuesta