Macron potencia agenda de seguridad a un año de presidenciales

El jefe de Estado francés, Emmanuel Macron, visitará hoy la sureña ciudad de Montpellier para abordar cuestiones de seguridad, tema potenciado por el mandatario a un año de las elecciones presidenciales.

La víspera, Macron ofreció una entrevista exclusiva al diario Le Figaro dedicada al espinoso asunto, en la cual prometió un retroceso de la delincuencia en el país y propuso un debate nacional sobre el consumo de drogas.

Para medios de prensa y expertos, hay un vínculo entre las acciones del presidente acerca del tema y los cada vez más cercanos comicios, aunque el político de 43 años no ha oficializado su candidatura, la cual muy pocos en suelo galo dudan que será un hecho más temprano que tarde.

La cadena de radio RTL mencionó hoy ‘una nueva ofensiva’ sobre el tema y el propio Le Figaro recordó una reciente encuesta del Instituto Elabe, en la que los electores situaron la cuestión de la tranquilidad ciudadana en el mismo nivel de preocupación que el empleo y el poder de compra.

‘Emmanuel Macron coloca la seguridad en el primer lugar de la agenda política’, publicó por su parte el periódico Les Echos, al tiempo que subrayó la ratificación ayer por el jefe de Estado de su promesa de aumentar en 10 mil los efectivos policiales en las calles de Francia antes de finalizar el quinquenio. Analistas consideraron que en realidad el actual anfitrión del Palacio del Elíseo no tiene otra opción, en medio de las críticas a su gestión y las acusaciones lanzadas por sus principales oponentes en abril del 2022, si como se espera decide buscar la reelección.

Las encuestas, entre ellas la realizada hace pocos días por el Instituto Francés de Opinión Pública, apuntan a una reedición del balotaje de 2017 entre Macron y la líder de la extrema derecha, Marine Le Pen, con el aspirante de la derecha tradicional Xavier Bertrand una decena de puntos por detrás.

Bertrand atribuyó ayer a los cuatro años de gestión del mandatario ‘un fracaso total’ en materia de seguridad y lo acusó de no estar a la altura de la responsabilidad de velar por la seguridad de sus conciudadanos.

También Le Pen (Agrupación Nacional) fustigó hace poco a su eventual rival, calificándolo de ‘presidente del caos y de la violencia por todos lados’, mientras que el diputado del partido Los Republicanos Eric Ciotti aludió ‘una explosión de la delincuencia, niveles récord de inmigración y un auge inédito del islamismo’.

Al margen del asunto político y de las elecciones de abril de 2022, la población refleja inquietud por el alza de las balaceras en algunos territorios, el enfrentamiento entre clanes, los casos de violencia policial, el tráfico de drogas y los ataques contra policías, bomberos y alcaldes.

Macron defendió en la entrevista con Le Figaro su labor, reconoció el incremento en los últimos años de la violencia hacia las personas y negó que el uso excesivo de la fuerza y el racismo tengan una presencia sistémica en la actuación de los agentes del orden.

Deja una respuesta