Mutaciones del nuevo coronavirus no propician propagación más rápida, según estudio

El coronavirus SARS-Cov-2 ha estado mutando mientras se propaga por todo el planeta, pero un estudio internacional ha concluido que las mutaciones no parecen provocar una propagación más rápido de la COVID-19, según un estudio en el que se analizaron muestras de un centenar de países.

En un estudio que utilizó un conjunto global de datos de genomas de virus de 46 723 personas con COVID-19 en 99 países, los investigadores identificaron más de 12 700 mutaciones o cambios en el virus SARS-CoV-2.

“Afortunadamente, encontramos que ninguna de estas mutaciones está haciendo que la COVID-19 se propague más rápidamente”, dijo Lucy van Dorp, profesora del Instituto de Genética del University College de Londres y una de las investigadoras codirectoras del estudio.

Sin embargo, agregó que “debemos permanecer atentos y seguir monitoreando las nuevas mutaciones, particularmente mientras se lanzan las vacunas”.

Se sabe que los virus mutan todo el tiempo y algunos, como los virus de la gripe, cambian con más frecuencia que otros.

La mayoría de las mutaciones son neutrales, pero algunas pueden ser ventajosas o perjudiciales para el virus y algunas pueden hacer que las vacunas contra ellas sean menos eficaces.

Cuando los virus cambian de esta manera, las vacunas contra ellos deben adaptarse con regularidad para garantizar que estén dando en el blanco correcto.

Con el virus SARS-CoV-2, las primeras vacunas que demuestren eficacia contra la enfermedad que causa podrían obtener la aprobación regulatoria y comenzar a usarse para inmunizar a las personas antes de que finalice 2020.

Francois Balloux, profesor de la UCL que también trabajó en el estudio, dijo que sus hallazgos, por ahora, no representan una amenaza para la eficacia de las vacunas contra la COVID-19, pero advirtió que la inminente introducción de estas podría ejercer nuevas presiones selectivas sobre el virus para mutar y tratar de evadir el sistema inmunológico humano.

“Las noticias en el frente de las vacunas se ven muy bien”, dijo. “Es posible que el virus adquiera mutaciones de escape de la vacuna en el futuro, pero confiamos en que podremos detectarlas rápidamente, lo que permitiría actualizar las vacunas a tiempo si fuera necesario”.

El estudio de mutación, cuyos hallazgos preliminares se hicieron públicos originalmente en mayo como una preimpresión antes de ser revisado por otros científicos, está publicado en su totalidad el miércoles en la revista revisada por pares Nature Communications.

El equipo de investigación de la UCL de Gran Bretaña y la Universidad de Oxford, y de la Cirad y la Université de la Réunion de Francia, analizó los genomas del virus de miles de pacientes, recopilados hasta finales de julio de 2020.

Entre las más de 12 706 mutaciones identificadas, unas 398 parecían haber ocurrido repetida e independientemente, dijeron los investigadores.

Los científicos se centraron en 185 mutaciones que encontraron que habían ocurrido al menos tres veces de forma independiente durante el curso de la pandemia.

Los investigadores no encontraron evidencia de que alguna de las mutaciones comunes esté aumentando la transmisibilidad del virus. En cambio, dijeron, las mutaciones más comunes son neutrales para el virus.
Casos de COVID-19 se acercan a 60 millones y muertes superan los 1.4 millones

Más de 59.7 millones de personas han sido infectadas por el nuevo coronavirus a nivel mundial, según las cifras oficiales de casos confirmados, y 1 406 759 han muerto, según un recuento de Reuters basado en reportes de países.

Se han notificado infecciones en más de 210 naciones y territorios desde que se identificaron los primeros casos en China en diciembre de 2019.

Deja una respuesta