Los campos nuestros… ¿Le habrán temido a la palabra GRANADA?…

El caso es que me pasé varios días buscando una granada, me la indicaba un curandero para hacer gargarismos para aliviar la garganta y la encontré de casualidad en la puerta de una casa por donde paso con bastante frecuencia en una casualidad, “bien casual”, pero que nunca había llamado mi atención…

Bien alta, con hojas NO del todo vistosas y con un fruto, un tanto pequeño, apenas sin importancia para la barriada, me había olvidado de esta planta pues sólo de pequeña me acostumbré a verla con frecuencia, en el ambiente campestre donde nació mi madre y NO crea que eran muchas las plantas, era una aquí y otra allá sin que fuera centro de nuestra atención pues preferíamos levantarnos temprano para comer con el rocío, los “guineos” maduros en la propia mata y hasta los anoncillos, los más dulces del mundo que caían a diario desde un hermoso árbol…

Pero la granada quedaba atrás, sin que le prestáramos el esmero que merecía a pesar de que esos frutos eran bastante grandes, vigorosos Y… ¿Qué ocurre con la granada en Cuba?… Apenas te la encuentras en ventorrillo, en los patios… Es verdad que revisando, curiosa, luego que la tuve en manos supe que es originaria del sur de Asia, Persia y Afganistán y que la aman mucho los japoneses, como nosotros buscamos el mango…

Bien sé a la vez que… La fruta se come natural grano a grano, apartando la corteza y las laminillas amargas que separan las celdas donde se encuentran, verdad es que es mucho trabajo!… Pero conocí por literatura que puede utilizarse en la industria para hacer sorbetes, bebidas, y en lo particular está el sirope de granadina artesanal, bien gustado.

Pero lo mejor… Es eficaz en caso de fiebre, de diarreas y de cólicos… Puede servir también de remedio y tiene ligeras propiedades diuréticas y antihipertensivas, y es dable en evitación de los estreñimientos y al tránsito intestinal lento, de ahí que sígala, téngala en cuenta, cuando hoy no tenemos a manos todos los medicamentos acostumbrados…

Ah pero con cuidado… Las fibras de la granada, mayoritariamente insolubles, son irritantes y están contraindicadas en las personas que padecen de divertículos ó de irritación cólica. Finalmente le digo que de los granos rosas de la granada, se extrae una bebida, el sambu, utilizada en las curas de regeneración y de limpieza interna que, según sus elaboradores, permite además ayudar a perder sobrepeso.

Así pues… No le tema a la palabra GRANADA, No hay explosión en un fruto bello y que aporta a su salud…

Deja una respuesta