Carlos y Diana: cuando se une el amor a la realización radial

Cuando el arte   se combina con el amor y la familia,  la obra empeñada  sale bien. Si tiene alguna duda, aquí le presento a dos de los realizadores más premiados de la CMKW: Carlos y Diana, quienes parecen estar hechos el uno para el otro,  es como si en ellos se concentraran los más bellos secretos para vivir juntos casi las 24 horas del día sin que se rompa la armonía y para que prevalezca la felicidad.

Los jóvenes se conocieron  en la más caribeña Radio santiaguera. El con nombre de Rey que  significa  hombre y amante y ella nombrada  como una  de las princesas que llenó al mundo con su belleza, están  hoy entre los  consagrados realizadores de la W. Los dos brillan con su luz, andan juntos por el camino del éxito  con respeto, elegancia, ética, maestría… Y  eso es lo más admirable.

Diana Torres Cuza

Diana en el 2007 comenzó en la W con el privilegio de adiestrarse no solo como periodista  sino también como  madre. Ocupó su puesto  para distinguirse y merecer múltiples premios en eventos municipal, provincial  y nacional. Su titulo de Máster en el 2016  habla de su capacidad emprendedora.

Carlos Labrada Nicieza

Carlos  entró a la radio en el 2001, cuando el período especial llevaba la economía  cubana a fondo, y  una tecnología obsoleta le daba la bienvenida,  él no conocía del medio pero siempre escuchó una palabra: superación. Aceptó el reto hasta convertirse en Licenciado en Comunicación Social y ser  uno de los mejores realizadores del territorio.  Los premios alcanzados lo avalan.

Esta muchacha que actúa aún  como si fuera una niña grande tiene una discreta perspicacia para dirigir. Su inteligencia y laboriosidad le permite   organizar, orientar y exigir con destreza  al grupo del Departamento Informativo, sabe ejercer su autoridad y a la vez mostrar sensibilidad para que quienes la rodean la quieran y la admiren. Cuánta sabiduría expone para que se mantenga la unidad entre lo viejo y lo nuevo. Ella conoce el arte para mandar.

Carlos y Diana siempre parecen estar felices, nos transmiten alegría, seguridad, y confianza en un futuro como pareja de realizadores. Los hijos  que por demás asombran  desde que se les llama por Camila y Camilo, son los pequeños radialistas que al parecer llegaron para que papá y mamá sean los magníficos ejemplos de sacrificio y consagración.

Ahí están los títulos de Directores de programas radiales alcanzados por ellos y la posibilidad de emprender proyectos sin descuidar lo que tanto aman, ella ser periodista, él realizador de sonidos.

Disciplina y deseos de hacer cada día algo diferente hay en estos mambiseros quienes no ocultan su amor, buscan siempre estar juntos en las actividades, en las reuniones, en los paseos, en las fiestas y aún así, tienen la capacidad de  respetar cada uno  su independencia y cumplir con las tareas que les son asignadas.

Diana junto a otros colegas de Radio mambí

En esta  pareja de radialistas los sueños funciona bien. No hay Coronavirus que entorpezca su desarrollo. Por ese motivo ante las medidas de aislamiento social adoptadas por el Estado Cubano, Diana y Carlos planificaron rápidamente qué hacer, y hoy ambos dan su aporte a la programación radial, mientras que  los hijos tienen el privilegio de contar con la debida atención de mamá quien realiza gran parte de  su labor desde casa, aunque papá también está presente.

Este 3 de Julio cuando se festejen los 85  años de la W, allí entre los participantes estarán Carlos y Diana.  No hay emisora en el país que pueda contar en sus actividades  cotidianas con  un  Rey y una   Princesa, para     engalanar con su presencia el lugar donde estén. Y ese   privilegio  lo tiene  la Emisora Municipal Radio Mambí.

Deja una respuesta