59 años y la FMC va por más

Santiago de Cuba, 23 de ago. – Orgullo siente la mujer santiaguera porque paulatinamente ha ocupado el lugar social ganado, no sólo por la política del país de darle el derecho como ser humano, sino porque también se ha preparado para brillar en el puesto donde la asignen.

Uno de los principales problemas como la posibilidad de que la mujer fuera elegida para cargos de dirección de primer nivel a las diferentes instancias,  ya tiene sus efectos positivos. Ellas mostraron primero, su capacidad para dirigir un Taller, una Escuela, una Empresa, un Comité de Base o núcleo del Partido, una Sección Sindical y tener resultados.

Es cierto que al inicio resultaba  difícil ver a una mujer dando orientaciones, exigiendo tareas o criticando al compañero, por los propios prejuicios de una sociedad machista, que por fortuna, ha quedado atrás para dar paso a esta, donde se aboga por la igualdad de géneros, donde la capacidad y los principios, es primordial.

Place en Santiago de Cuba, igual que en otras partes del país, ver el crecimiento de muestras féminas.

¿Quién en este territorio podía imaginar hace unos años atrás, que fuera una mujer la elegida para Presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular? Y ello ocurrió en Julio de 2016 cuando Beatriz Johnson Urrutia recibía el apoyo y los aplausos  para enfrentar un reto asumido bien hasta hoy.

Pero lo más gratificante, son mujeres quienes dirigen también el Comité Municipal del Partido en Santiago de Cuba con Niurka Bell Calzado; y el Gobierno Municipal con Yaneidis Echavarría Batista.

Estas tres santiagueras Jóvenes significan la materialización de una de las principales misiones  de la Federación de Mujeres Cubana, lograr la igualdad  de derechos sin tener en cuenta el lenguaje de géneros que tanto discriminaba a las féminas.

Es tan solo un ejemplo del por qué a 59 años de creada la Federación de Mujeres Cubanas  este  23 de Agosto debemos aplaudir la idea del insigne líder Fidel Castro Ruz, y reconocer que fue Vilma Espín Guillois, una Presidenta de la organización ideal para llevar a la práctica el pensamiento del hombre que siempre estimuló el desarrollo de quienes  eran consideradas  el sexo débil.

¡Ejemplos!  Claro que  hay muchos más no solo en Santiago de Cuba, sino en todo el país. Ya no sorprende escuchar el nombre de mujeres como Beatriz Jhonson, Vice presidenta del Consejo de Estado; de  Ministras como Ena Elsa Velázquez en Educación y  Elba Rosa Montoya en Las Ciencias o Viceministras como Martha del Carmen Mesa Valenciano,    todas salidas de Santiago de Cuba.

Ello muestra la evolución de las mujeres. Todavía hay mucho por hacer, y es el reto que le corresponde a la FMC, organización que debe reconocer estos valores, pero está llamada a enfocarse más en la atención a las que son víctimas del maltrato y de la violencia de cualquier tipo; a los más rezagados por cualquier motivo, y también, a las que aún siguen pensando con mentalidad machista y no evolucionan.

 Es ahí donde el trabajo de la FMC debe hacerse fuerte aprovechando las estructuras de base en el barrio. Ello es lo que garantiza su continuidad.

Pero al abordar la trayectoria de 59 años, podemos decir que la Federación de Mujeres Cubanas ha superado hasta hoy su papel y no se detiene. Baste echar un vistazo de la integración femenina y su amplia presencia en cualquier esfera de la sociedad, dígase en la producción, en los servicios, en la defensa, la cultura, el deporte, en las Ciencias. Y aún así  todo no está logrado.  Por lo que  a partir de ahora  la FMC va por más.

Deja una respuesta