Activados talleres e instalaciones en Santiago de Cuba por nuevo Reglamento del transporte

Santiago de cuba, 4 de nov.- Más de una docena de talleres del Ministerio del Transporte (Mitrans) en la provincia de Santiago de Cuba se activaron para apoyar la entrada en vigor del nuevo reglamento para cambios y conversiones a los vehículos de motor, remolques y semirremolques en el país.
Jaime Codorniu, director de Transporte en el territorio, afirmó que la Resolución No. 349 del 2019 del Mitrans norma esos procesos, que son una flexibilización y respuesta a los planteamientos e inquietudes de la población y legaliza las partes que pueden ser modificadas e instituciones facultadas en la aprobación.

De esta forma, se ajusta la reconversión de autos en camionetas o paneles destinados a otros usos como el traslado de pasajeros en el sector no estatal o que su origen fue para un destino y se cambia de actividad en instituciones estatales, en ambos casos se puede remotorizar a más de un 50 por ciento.

Si es persona jurídica acudirá a las oficinas habilitadas la máxima dirección del centro o los nombrados a tal efecto, si es persona natural será el dueño del vehículo o un apoderado.

Para certificar los proyectos de modificaciones accederán a la Oficina de trámites, ubicada en la zona de San Juan, de esta urbe, el Centro científico en la Universidad de Oriente, el Instituto de Investigaciones del Transporte y la Empresa provincial del sector.

Codorniu informó como muestra, que el taller ubicado en el municipio de Contramaestre prestará servicios a esa localidad y a Tercer Frente, el de Palma Soriano responderá a esa población y la de Mella, y el de Songo-La Maya a su comunidad.

Para Santiagode Cuba se establecieron más de cinco locales, dos son especializados, uno es el conocido como EBRO, para remotorizar, y el otro es en la Base reconstructora de guaguas y camiones, para realizar la reconversión.

El dirigente, especificó que para los 655 casos paralizados o vetados hace más de 14 meses, este nuevo procedimiento que constituye una norma complementaria de la Ley 109 Código de Seguridad Vial, lo modifica y ofrece la posibilidad de revisarlos para reevaluarlos.

Esas personas jurídicas y naturales deben esperar hasta seis meses para su aprobación o denegación, si no es posible tendrán que llevar el vehículo a su posición original.

Por último, aclaró, la normativa dispone que cada acción ofrezca la seguridad de esos medios en la vía.

En la provincia santiaguera más del 50 por ciento del traslado de pasajeros se realizan en esos vehículos particulares, cifra que se incrementó con la actual situación emergente del combustible.

Arlenis Díaz, asidua a esa transportación, argumentó que los equipos parecen injertos de una pieza con la otra, por lo cual es muy prudente lo que se aprueba para contribuir con la seguridad vial y saber qué, técnicamente, está autorizado.

La puesta en vigor de la Resolución No. 349 de 2019, favorece las transformaciones en las motocicletas, que sobreabundan en el trasporte de personas en este territorio y no requieren de dictamen y proyecto técnico.

Deja una respuesta