Ahorrar energía eléctrica garantiza la disponibilidad del servicio

Ese fue el sentido de la discusión sobre el consumo eléctrico en instituciones que gastaron más energía que la asignada en un período determinado; en el Consejo de Defensa Provincial de Santiago de Cuba, el subgrupo en cuestión, expuso la situación de la provincia y trascendió la necesidad de llevar el control a punta de lápiz en cada entidad para evitar los excesos.

El sector residencial también tiene la responsabilidad de ahorrar, aún cuando se conoce la presencia, en muchas ocasiones, de todos los miembros de la familia en cumplimiento del confinamiento que impide la propagación de la Covid_19.

Hoy la matriz energética del país, implica el uso de miles de toneladas de combustible fósil, que en su inmensa mayoría es importado y su precio es acorde a la fluctuación del mercado internacional, lo que implica grandes gastos de divisas, cuando el mundo está llamado a sobrevivir a una inminente crisis económica.

Actualmente la disponibilidad de energía eléctrica, además de la capacidad de compra de combustible, depende del resultado de las estrategias de ahorro de energía en el sector estatal y el residencial.

Apagar las luces innecesarias, trasladar las labores que más energía demanden fuera del horario pico, y producir acorde a la cuota de energía aprobada para las entidades, son clave para seguir disponiendo de este bien de forma sostenible.

Deja una respuesta