Al imperialismo…ni un tantico así…

Santiago de Cuba, 23 de feb.-Nuevamente la prepotencia imperialista extiende sus manos sobre América Latina. Como todos los cubanos intuimos desde que vimos posesionarse a Donal Trump en la Casa Blanca, el respeto a las convenciones internacionales, la libre determinación de los pueblos y la tranquilidad, tenían los días contados…y es que el millonario presidente estadounidense ha demostrado su escasa tolerancia hacia los gobiernos que no se deslizan gustosos bajo su zapato.

Por estos días, es Venezuela el blanco del añejo anhelo intervencionistas yanki, un deseo que se acrecienta y que evidencia la más seria tensión, a pesar del rechazo mostrado por la mayor parte de la comunidad internacional.

Cuba, por medio de varias acciones, ha manifestado su total desacuerdo con la política asumida por el mandatario norteamericano respecto a la República Bolivariana de Venezuela y por supuesto, los santiagueros, como el resto de los cubanos respaldamos la postura dada a conocer por el MINREX, demostrando mediante la recogida de firmas, el apoyo de la Patria de Martí al legítimo presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

La Secretaria del Partido en este municipio, Niurka Bell, concedió una entrevista a la CMKW a propósito de la campaña de solidaridad que aquí se realiza, bajo el lema: ¡Manos, fuera de Venezuela!

«Para los santiagueros y me atrevo a decir que para todos los cubanos, la recogida de firmas en apoyo al presidente Maduro es más que una simple campaña. Los cubanos tenemos un fuerte vínculo de hermandad con Venezuela, un vínculo que surgió desde el preciso momento en que nuestro Apóstol, José Martí, llegó a esa tierra y antes de quitarse el polvo del camino preguntó cómo podía llegar hasta la estatua que inmortalizara el legado de El Libertador de América. Un vínculo que se vio fortalecido con la amistad entrañable de esos hombres inmensos que fueron Fidel y Chávez y por supuesto, un vínculo que ha quedado entre los pueblos de ambas naciones, ahora unidas en la historia por su patriotismo y gran espíritu de lucha y resistencia.»

Durante la última semana en todo el territorio se han venido recopilando las rúbricas del pueblo, que ha accedido gustoso a participar activamente en esta actividad. La intención es llamar la atención de los hombres y mujeres de bien en todo el orbe, para que sumen voluntades en aras de impedir la intervención militar disfrazada de ayuda humanitaria que gesta Trump contra la hermana nación.

En la Ciudad Héroe todos tienen su opinión sobre el particular, pero Carmen Rosa Leyva, mujer de larga vida y experiencia, asegura que esta actitud del gobierno norteamericano merece el repudio del mundo entero.

«Tengo 81 años, y a mi edad ya he visto igual proceder en varias administraciones yanquis. Ellos siguen actuando como si fueran los dueños del mundo. Creyéndose con poder para intervenir en los países a su antojo…y eso es repugnante! Lo que hoy están haciendo con Venezuela, también lo intentaron con nosotros. Nos bloquearon, como tienen más dinero y recursos, lograron aislarnos del mundo entero. Hubo una época en la que Cuba estaba completamente sola…pero cuando hay convicción, cuando hay dignidad, cuando se es verdaderamente revolucionario no hace falta más. ¡Se resiste y se vence! Ese es mi consejo para los revolucionarios venezolanos. Y recordarles que no están solos, el corazón de los cubanos late junto al de ellos».

En Santiago de Cuba continúan las acciones de la campaña de solidaridad con Venezuela. La misma, deviene en cuestión de honor, de patriotismo y de carácter revolucionario. En momentos como estos, en que peligra la libre determinación y soberanía de esa nación hermana, cobran vida las palabras de El Maestro…»es la hora del recuento y de la marcha unida, hemos de andar, en cuadro apretado, como la plata en las raíces de Los Andes».

Es la hora de apoyar a quienes nos han brindado desinteresadamente su apoyo frente a todo tipo de catástrofes y situaciones excepcionales, quienes nos han respaldado en los espacios internacionales más convulsos, quienes nos han brindado solidaridad de toda índole.
 
La campaña que desde aquí se gesta, deviene en acto de amor con la tierra de El Amigo, de Hugo Chávez, que hizo de esta Patria su casa y de los cubanos, su pueblo. Nuestra campaña de solidaridad le pide enérgicamente a Donal Trump mantenga sus manos fuera de Venezuela porque, como diría el Che:
«Al imperialismo…ni un tantico así de chiquitico.

Por: Laritza Moya Rodríguez.

Deja una respuesta