Atención a la familia, expresión de la generosidad de la Revolución

Santiago de Cuba, 27 de ago. – En muchos lugares de Cuba funciona el sistema de atención a la familia, que ofrece a muy bajo precio alimentación a adultos mayores necesitados de esa asistencia, lo cual se valora altamente por quienes lo utilizan y por otras personas que conocen de tan noble labor, obra de la Revolución.

Resulta que mediante este programa, esencialmente humano y bienhechor refrendado por su valor social, se presta servicios de desayuno, almuerzo y comida, sobre todo a jubilados, viejitos que viven solos, embarazadas de alto riesgo y asistenciados sociales, entre otros.

Como ha solicitado el presidente cubano Miguel Díaz-Canel  esta es una manera loable de pensar como país, al extenderles las manos a las personas más vulnerables, una política que es esencia de la Revolución de no dejar a nadie desamparado, predicada por el eterno líder Fidel.

Así sale a flote también el espíritu solidario que distingue a este pueblo, manifestado en innumerables ocasiones y que constituye un antídoto ante la desidia, el egoísmo, la indecencia e indisciplinas sociales que tanto laceran y se lucha por eliminar del entorno de barrios y comunidades.

De acuerdo con un reciente reporte informativo de la Televisión cubana más de 71 mil compatriotas se benefician con el sistema de atención a la familia, quienes acceden para su alimentación a unos mil 440 establecimientos dedicados a esas prestaciones.

En su mayoría ellos manifiestan su agradecimiento a la Revolución por este gesto tan humano y de interés por su bienestar, pues muchos que ahora están jubilados dieron aportes sustanciales al desarrollo socioeconómico de la nación y merecen la mejor atención como pago a una vida de sacrificio y entrega.

Daysi Martínez Ruiz, jubilada del sector del Comercio y la Gastronomía, es una de las beneficiadas del sistema de atención a la familia que funciona en Micro 3, en el Centro Urbano Abel Santamaría, de Santiago de Cuba, quien manifiesta estar muy agradecida del servicio que le prestan.

Integrantes de la dirección de Comercio y Gastronomía en Santiago de Cuba señalan la gran preocupación e interés del Gobierno local para que en esos establecimientos no falten los productos comestibles y otros recursos para que ellos reciban la asistencia que merecen.

Igualmente destacaron que se esfuerzan en la entrega de materiales y utensilios para cumplir tan importante labor de  beneficio para la familia, amén de la difícil situación económica del país y del recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos contra la isla, lo que reafirma que en Cuba la mayor riqueza son sus seres humanos.

Deja una respuesta