Avanza campaña de siembra de frio en Santiago de Cuba

Santiago de Cuba, 29 de sep. – La campaña de siembra de frío, de septiembre a febrero del próximo año, avanza en las formas productivas de la Agricultura de esta provincia, donde prevén plantar más de 45 mil hectáreas de viandas, hortalizas, frutales y granos.

El propósito es atenuar las necesidades de alimentos frescos destinados a la población, vender a instalaciones de turismo y obtener semillas, en volúmenes que rebasen el acopio del año anterior.

Yampier Díaz, dirigente en la Delegación de la Agricultura del territorio, destacó el esmero puesto en las atenciones culturales como la calidad de las semillas, buenas siembras en etapas óptimas para incrementar los rendimientos agrícolas, vigilancia fitosanitaria y la aplicación de materia orgánica al suelo.

También incrementaron las exigencias agrotécnicas a la explotación eficiente de la maquinaria y los sistemas de riego.

Díaz explicó que con anterioridad se crearon las condiciones para las atenciones culturales en los Polos productivos, Unidades de Producción Cooperativa, Cooperativas Agropecuarias y de Créditos y Servicios.

El 60 por ciento de las recolecciones agrícolas del año entrante dependen de las acciones de la temporada invernal, entre las cuales se encuentran las cosechas de tomate, col y otras hortalizas, condimentos frescos y de boniato, yuca, malanga y plátano.

Especialistas de cultivos varios se refirieron al fomento de los frutales, renglón destinado a la población, ventas al turismo e industria conservera, que modernizan con tecnologías e introducen líneas de procesamiento en estructuras de base y municipios para cerrar la cadena productiva en cada localidad.

Igualmente incrementaron las hectáreas para la producción de frijol y maíz, determinantes en la sustitución de importaciones ante sus altos precios en el mercado internacional.

Todas las empresas agropecuarias de Santiago de Cuba tienen responsabilidad en cumplir los programas de siembra, atender a las plantaciones, recolectar los cultivos en los ciclos óptimos y suministrar a los destinos, entre los que sobresalen mercados estatales con precios topados y el consumo social.

Los polos productivos de Laguna Blanca, Los Reynaldo, El Alambre y Baire son cardinales en el abastecimiento a la población de la localidad cabecera. Por: María Antonia Medina Téllez.

Deja una respuesta