“Ayer y hoy… el Día de las Madres en Santiago de Cuba”

Un día de las Madres sin visitas. Sin el saludo de los vecinos y la familia que entran a la casa, abrazan, besan… El Coronavirus ha dejado su marca, incluso, en una celebración tan arraigada entre los cubanos. Claro, que todo depende del cristal con que se mire, porque estos días de aislamiento social han llenado de iniciativas a muchas familias, por tanto, será otra oportunidad para festejar con ideas nuevas y derroche de sensibilidad.

La esencia sigue latente, más aún porque las madres han vuelto a estar en la primera línea de combate en hospitales, centros de aislamiento, en laboratorios, tomando decisiones de impacto nacional… También de ellas depende en gran medida la actitud positiva y esperanzadora en el hogar, entonces, nada puede limitar un domingo de homenaje.

Por primera vez… en Cuba..

Recuerdo ahora el profesor Armando Arsenio Céspedes Calderín, amante de la historia y escritor de programas radiales, que cada año rescata los inicios de la celebración por el Día de las Madres en Santiago de Cuba, y que al parecer fuera el primer homenaje de este tipo en el país.

Profesor Armando Céspedes

“Ocurrió el 12 de mayo de mil 918, en la escuela dominical de la Primera Iglesia Bautista, ubicada en la calle Carnicería, entre Enramada y Aguilera… en nuestra ciudad. Llegó por iniciativa de Sara País, -hermana de Frank País por parte de padre-, que estudió Pedagogía en Estados Unidos. La noticia la dio el Diario de Cuba en primera plana, el lunes 13 de mayo de mil 918, y aparece también en las crónicas de Carlos E. Forment Rovira.”

Primera Iglesia Bautista de Santiago de Cuba

De este modo, el agasajo antecede a los efectuados en Santiago de las Vegas y en la ciudad de Puerto Padre, que por mucho tiempo se aseguró fueron los que iniciaron la tradición en Cuba, en 1920.

Así puede leerse en el tomo dos de las Crónicas de Santiago de Cuba, publicado por Ediciones Alqueza en el año 2006:

“Día 12 (de 1918): Hoy, por primera vez en Santiago, se celebra el Día de las Madres que corresponde al segundo domingo del mes de mayo.

Este homenaje es de origen norteamericano, en cuya nación se practica desde hace diez años con el nombre de Mother’s day, y se celebra especialmente en las escuelas públicas y privadas, así como en las dominicales, por disposición del gobierno de esta nación.

El general Pershing, jefe de las tropas yankees que pelean en Europa, dictó hace días una orden para recordar a sus soldados envíen mensajes a sus madres. En Santiago se conmemora la fecha con actos de plegaria en la iglesia Bautista y con una fiesta infantil en que figuran recitaciones y discursos alusivos”.

Hoy el profesor Céspedes también cumple con el llamado a permanecer en casa, pero hablando de las cosas que no podemos perder… recordamos nuestra historia y valoramos más lo que nos identifica.

Mirando las experiencias, este tiempo de Coronavirus es otro motivo para sentirnos orgullosos de nuestras madres: Marianas de hoy que sobrellevan las circunstancias, y nos ayudan a avanzar con el optimismo de que todo irá mejor. Celebremos entonces, sin los besos y abrazos de siempre, pero emocionalmente unidos por el triunfo de la vida.

Escrito por Diana Torres Cuza

Deja una respuesta