Ayudar a Matanzas: premisa de los santiagueros

Con la premisa de ayudar a Matanzas en el enfrentamiento a la COVID-19, una brigada de 17 profesionales de la salud de Santiago de Cuba llegará al occidental territorio, devenido hoy epicentro de la epidemia en la isla.

Intensivistas, cardiólogos y enfermeros con diplomado en Cuidados Intensivos y Emergencias asistirán a la población matancera, afectada por la dispersión del virus SARS-Cov-2 y la circulación de la cepa Delta.

Ileana Palacio, enfermera del policlínico 30 de Noviembre, de esta ciudad, expresó a la ACN su satisfacción por apoyar la asistencia a contagiados y a sus compañeros, que llevan intensas jornadas de trabajo, sin salir de la zona roja por carecer del relevo.

Avezada en la atención a estos pacientes, durante dos meses lo hizo en centros de aislamiento de la urbe, aseguró que pondrá su mayor empeño porque la Atenas de Cuba se recupere en el menor tiempo posible.

Prevista para colaborar en la República Bolivariana de Venezuela, Palacio consideró salvar a sus coterráneos como la tarea más importante en este momento, y por ello no vaciló cuando en la tarde del martes le comunicaron que saldría a Matanzas, para su primera misión nacional.

Similar altruismo mostró el joven enfermero Yosvani Mesa, quien al despedirse de su hija y esposa les garantizó que regresaría bien, mas ahora una provincia hermana necesita de su concurso y hasta allí llegará.

Conozco de la complicada situación sanitaria de Matanzas, dijo, Santiago de Cuba no dista mucho de ella y los casi 400 casos de hoy lo demuestran, pero es tiempo de solidaridad y sé que cuento con el respaldo de mi familia, mi hija agradecerá esta decisión.

Aunque lo extrañará durante los venideros tres meses, Summy Martínez, su cónyuge, aseveró su orgullo por la disposición de Mesa, a quien también le une el amor por la profesión, para aportar a la contención de actual ola del SARS-Cov-2 que entristece a esa provincia y a la isla.

Otra vez, los hijos de esta tierra indómita acuden al llamado de sus hermanos, ya lo hizo en Ciego de Ávila, y ahora lo repiten, aun cuando el panorama epidemiológico de la provincia suroriental se torna desfavorable.

Tomado de la Agencia Cubana de Noticias

Deja una respuesta