Buscan alternativas para contener Covid-19 en Santiago de Cuba

Mientras el gobierno cubano busca fórmulas para manejar adecuadamente el alto riesgo epidemiológico que entraña la etapa de “nueva normalidad” (que inició en la primera quincena de octubre pasado), la provincia de Santiago de Cuba establece medidas locales para frenar la propagación de la Covid-19, frente a un número creciente de diagnósticos diarios.

En ese sentido, el Consejo de Defensa Provincial estableció métodos de trabajo que incrementan la exigencia y fiscalización de acciones vitales para la detección y el control de focos; la búsqueda activa de casos sospechosos en las comunidades con movimiento de casos positivos al SARS-Cov-2; el apego a los protocolos de actuación en los diferentes escenarios (puntos de frontera, áreas de Salud, instituciones médicas, etc.); la observancia de las medidas higiénico-sanitarias de prevención y la aplicación de las normas jurídicas vigentes para sancionar a quienes con su actuar irresponsable comprometen el bienestar de otras personas.

Una de las medidas más novedosas, y que pretende contribuir a la rápida localización de choferes que pudieran haberse infectado con el coronavirus, es el control del transporte (estatal y privado) que traslada a viajeros procedentes del extranjero desde el Aeropuerto internacional Antonio Maceo hacia el hotel, hostal, casa de renta o la vivienda donde estarán.

Impulsar la construcción de un nuevo laboratorio de Biología molecular que pueda ampliar considerablemente la capacidad de procesamiento de muestras para PCR-RT, es otra de las direcciones que sigue el trabajo multisectorial de enfrentamiento a la pandemia. En la más reciente sesión del Consejo de Defensa Provincial, se informó sobre los avances en la documentación legal, la terminación del proyecto y la financiación para el inicio de las obras en los próximos días.

Asimismo, la estrategia de las autoridades locales para lograr una respuesta más eficaz a la epidemia, incluye un conjunto de acciones de comunicación masiva. Se trata de generar información veraz y oportuna sobre la situación epidemiológica provincial, sentar conocimientos sobre las formas de contención de la enfermedad y promover conductas responsables en la población.

El plan de medidas para afrontar los nuevos retos que impone la Covid-19 en Santiago de Cuba, surge en un contexto en el que la Isla adopta normas de Control sanitario internacional para regular la entrada de personas procedentes de países con una alta tasa de incidencia de la enfermedad como Estados Unidos, México, Panamá, República Dominicana, Bahamas y Haití, entre otros.

Además, a partir del 10 de enero próximo todos los viajeros internacionales deberán arribar al país con un PCR en tiempo real realizado como máximo 72 horas antes.

Deja una respuesta