Campesinos de Santiago de Cuba ratifican su compromiso con la Revolución

Un grupo de campesinos del municipio de Santiago de Cuba, en representación de los más de 3 mil asociados a la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en este territorio cabalgó desde la histórica Granjita Siboney, hasta el Vara en Tierra donde fue hecho prisionero en la madrugada del primero de agosto de 1953 Fidel Castro Ruz, después del asalto al cuartel Moncada.

En ese sitio sagrado y que era propiedad del campesino Luis Piña, un guajiro que ayudó a Fidel en su tránsito por las estribaciones de la Gran Piedra, los que hacen producir la tierra expresaron su decisión y voluntad de defender la Revolución al precio que sea necesario.

Allí se ratificó el sagrado compromiso de no parar de producir pese a las restricciones impuestas por el criminal y genocida bloqueo imperialista y la COVID-19, como la mejor muestra de estar en la primera línea de combate.

También se reiteró la decisión de no permitir jamás que nuestros campos sean ultrajados u ocupados por los asalariados del imperio brutal que nos desprecia.

Las calles son de los revolucionarios y los campos de los campesinos, aseguraron los que cabalgaron por la Revolución.

Deja una respuesta