Campesinos producen alimentos con alternativas y métodos tradicionales

Santiago de Cuba, 27 sept.— En las 310 estructuras de base de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) de la provincia de Santiago de Cuba, se producen alimentos apegados a métodos tradicionales y a alternativas, adoptadas debido a la compleja situación energética en el país.

Tainier Dublón, miembro del Buró de la ANAP en el territorio, dijo que en respuesta a la maniobra del gobierno de los Estados Unidos y su cruel Bloqueo económico, comercial y financiero contra la Isla y recrudecido ahora, acordaron medidas urgentes para cumplir con las contrataciones de los diferentes renglones agropecuarios.

El dirigente campesino explicó que realizaron intercambios en cada Cooperativa para enfrentar las actuales circunstancias y de inmediato comenzaron acciones que incrementan la producción de ganado mayor, cerdos y aves en patios y traspatios, para poder entregar más carne como con vistas a las 30 libras percapita comprometidas con el Ministerio de la Agricultura.

Hombres y mujeres del campo son responsables de casi el 70 por ciento de las producciones en el territorio, superando en el 2019 lo concertado con mercados y entregas a la empresa de Acopio en hortalizas, frutales, cítricos y leche, de este último rubro se autoabastecen y suministran directamente a bodegas.

Además, se destaca el aprovechamiento de los recursos e insumos, ahora más cerca de las estructuras, mejores semillas y la aplicación de la ciencia y la técnica, lo cual es una fortaleza en el sector productivo para enfrentar la actual escasez de combustibles.

Dublón explicó que tampoco se paralizan las acciones que agilizan el desarrollo y transformación social en zonas rurales y del Plan Turquino, donde la ANAP es el centro de esos procesos.

Como las actuales lluvias benefician la siembra de frio, se redistribuyeron las yuntas de bueyes en manos de los campesinos, para las operaciones de roturación y cultivo de la tierra y el traslado a los puntos de acopio o recogida.

Eduardo Galán, del Buró de la ANAP en el municipio de Contramaestre, reafirmó que se ha incentivado y rescatado la tracción animal para garantizar que lleguen los productos a su destino y en el caso de los sitios de difícil acceso, las arrias de mulos hacen esa labor, al igual que para trasladar el café en las serranías.

Por: Maria Antonia Medina Téllez.

Deja una respuesta