CANASTA LLENA DE COSAS

Los diversos canales de comunicación
Los diversos canales de comunicación


Por: Armando A. Céspedes C.

Santiago de Cuba, 22 de mar.- Perdón por el título, tal vez un poco surrealista, extraño pero voy a unir contenidos diferentes que no tienen nada que ver entre sí. Los numero para marcar las diferencias.

1º. Felicito, de todo corazón, a la Doctora Graciela Pogolotti. Su trabajo titulado La Habana combatiente, publicado ayer en el periódico Granma lo leí muy atentamente. Este me trajo otros recuerdos. Después de leerlo me vino a la mente aquel día de finales de 1958, cuando sin respetar la misericordiosa Navidad, 3 esbirros batistianos golpeahttp://www.granma.cu/ron salvamente, con sendos cintos de cuero de res con un pedazo de hierro en la punta a un vecino. Fue tal la golpeadura que falleció poco después. No pudo disfrutar de los días de plenitud que siguieron al 1 de enero de 1959, día en que el tirano Batista, dejó 20 mil muertos, y por ende triunfó la Revolución cubana. De eso ya han pasado 60 años.

2º.  El periódico Juventud Rebelde, publicó en su sección dedeté,  del domingo 17 de marzo un trabajo titulado Mis cinco temas preferidos escrito por Jape. Solo diré que se refirió a 5 canciones con las que define su vida actual. Interesante los títulos y el marco de su vida en que aparecen. Digo así por que se refiere a sus apreciaciones personales, y las enmarca con un determinado título. Si no me entiende, perdone, pero lo remito a su lectura inmediata.  Sus temas escogidos fueron: No puedo ser feliz. ¡La candela!, ¡Córranse ahí, caballeros!, Que toquen los tambores y el tema de un programa televiso que tenía una de las exquisitas composiciones de Amaury Pérez que terminaba así:…Que mañana es domingo… Esta última, en mi caso, que nunca apareceré en un espacio de la televisión, la sustituyo con un título que me sabe a doble sentido: Hacerte venir… (Que para mí ya no vale la pena).

3º. Le aconsejo que vea los lunes, miércoles y viernes a las 7 y 30 pm, (con perdón de la Mesa Redonda),  un serial extranjero  titulado El joven Indiana Jones. Este personaje, mi favorito por todas sus aventuras recreadas en películas hace algunos años, aparece casi como un niño. El primero que vi fue el número 14. Exquisito en su factura pero ante todo en los temas. Había que disfrutar de la descripción, muy sencilla,  del surgimiento de las diferentes religiones del mundo en los diálogos en los que se involucraron sus personajes, incluidos dos menores, el propio Indiana y hindú. El de ayer no tuvo parangón pues se desarrolló en la China. Indiana se enfermó en medio de un campo inhóspito, donde no vivía casi nadie, y la solución fue buscar a un médico, lógicamente chino, quien en contra de la voluntad materna,  utilizó la acupuntura y las famosas agujitas. Curó. Lo reitero,  todo con una factura de excelencia

4º. Gracias a Chiang Macate. Tu trabajo sobre un centro reconstruido en la capital cubana, como todas tus publicaciones anteriores, me agradó mucho. Gracias, amigo. Y punto. Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta