Centro de estudios promueve legado de familia Maceo Grajales

El centro de estudios Antonio Maceo Grajales, ubicado en las calles San Félix y Aguilera de la ciudad, investiga y promueve el legado histórico de esta familia consagrada a la independencia de Cuba.

Su directora, Carmen Montalvo Suárez dijo a la Agencia Cubana de Noticias que la institución despliega dos líneas de trabajo fundamentalmente: la actividad docente-científica, debido al vínculo con la Universidad de Oriente, y la sociocultural, mediante las cátedras maceístas y otros proyectos.

Pese a que el centro no tiene en su plantilla a especialistas con el grado científico de doctores, dada la calidad y novedad de sus investigaciones se erige como el único, dentro del sistema provincial de Cultura, que ostenta la categoría de entidad de ciencia e innovación tecnológica, aseguró la directiva.

Los estudios relacionados con Antonio incluyen: el abordaje de su figura en los discursos políticos de Fidel Castro Ruz y Juan Almeida Bosque, su representación en sellos postales (el primero de corte histórico emitido en la república tenía su imagen), la presencia de su pensamiento en los clubes sociales de inicios del siglo XX y en las artes plásticas cubanas, comentó la máster.

De la labor sociocultural refirió que las cátedras maceístas permiten la ramificación de otros proyectos como el “Sonrisas de titanes”, con los niños enfermos de cáncer en los hospitales pediátricos, a quienes además de juguetes se les transmiten valores de humanismo y patriotismo, identitarios de la familia Maceo Grajales.

Montalvo Suárez señaló que en la proyección comunitaria del “Antonio Maceo Grajales” trabajan de conjunto con la Sociedad Cultural “José Martí” y la Asociación Hermanos Saíz, con el objetivo de incentivar el interés de los más jóvenes hacia los procesos históricos, pero también culturales de la Isla.

Por último, precisó que las cátedras tienen actividades específicas en los meses de marzo, junio y diciembre, las cuales coinciden con momentos importantes de la vida del Titán de Bronce: la Protesta de Baraguá, su nacimiento y caída en combate, respectivamente.

El Centro de Estudios Antonio Maceo Grajales surgió el 13 de junio de 1997, por iniciativa de Juan Almeida Bosque y Armando Hart Dávalos y ante la necesidad de una institución que resguardara el caudal de valores y pensamiento de una de las familias que más aportó a la Revolución en la etapa colonial.

Deja una respuesta