Chequean trabajo de la termoeléctrica Antonio Maceo (Renté)

Como parte de un recorrido nacional para la evaluación del estado técnico de las centrales termoeléctricas del país, integrantes del Partido Comunista de Cuba (PCC) chequearon el trabajo de la Antonio Maceo Grajales (Renté) de Santiago de Cuba.

El encuentro en la entidad estuvo presidido por Ramiro Valdés Menéndez, Comandante de la Revolución y Viceprimer Ministro de la República de Cuba, y Félix Duarte Ortega, miembro del Comité Central del PCC.

De las ideas esenciales sostenidas como pilares imprescindibles para el desarrollo de la labor en la compleja situación actual, Duarte Ortega señaló: “Debemos replantearnos la búsqueda de soluciones, y que estas sean de carácter local, para el ahorro de tiempo, evitar interrupciones al servicio a la población, y recuperar recursos materiales y humanos, ante los bajos niveles de aseguramiento con el que hoy contamos de los mismos.

“Y en esta misión contribuye la dirección de la termoeléctrica. Hay que darle oportunidad a los cuadros jóvenes, que son la continuidad; e inculcar en ellos la responsabilidad, el sentido de pertenencia, la búsqueda constante de mayor preparación, superación universitaria y capacitación, con un compromiso hacia la organización partidista”, acotó el funcionario.

En otros temas, se socializaron los partes del estado actual de la central, en los cuales se informó que las Unidades No.1 y 2 se encuentran de baja técnica, por ser altas consumidoras.

No obstante, se precisó el sostenimiento de la labor en la 3 (229 638 horas de operación y un último mantenimiento capital en 2018),4 (179 032 horas de operación y un último mantenimiento capital en 2010),5 (178 351 horas de operación y un último mantenimiento capital en 2020) y 6 (178 351 horas de operación y un último mantenimiento capital en 2012).

Estas unidades hoy acumulan más de 30 o 40 años de explotación, ya que algunas presentan reparaciones globales demoradas por carencias económicas reales del país. No obstante, hoy las horas de operación han incrementado a 22 000, con una proyección de concluir la carga estimada en los 59 megawatts para el cierre del año 2021.

Por otra parte, entre los incumplimientos subrayados para la fecha se tienen: infiltraciones en calderas y bajos vacíos en el condensador, con causas como el alto nivel de deterioro en las conductoras de gases de agregados y calderas,- concentrados en las unidades 4 y 6-; fallas en bombas de circulación (fabricación de factura nacional y provincial de los ejes de bombeo, con perfeccionamiento de la soldadura), que pese a la recuperación de piezas, estas presentan una vida útil limitada.

A esto se suman las afectaciones en las superficies de calor, condicionado por la calidad del combustible. Se reparó acerca de los mantenimientos de los Bloques 4 y 6, a ejecutar en este último una nueva reparación durante 15 días, que aunque no aumentará la carga, ofrecerá mayor confiabilidad.

La compensación de esta situación radica en la recuperación de equipos y agregados por medios propios y el apoyo en otras empresas del país, ante las dificultades para obtener las piezas de repuesto en el mercado externo. También se refirió a la Planta desalinizadora, que presenta limitaciones en la producción y la reserva del agua, con el recorte de 4 horas.

Pese a los contratiempos por el estado técnico de la Central Termoeléctrica Antonio Maceo Grajales de la provincia, su Director General, Raimundo González Guillén reafirmó el compromiso de su colectivo de 835 trabajadores, “quienes no descansan para el cumplimiento de su objeto social”.

Deja una respuesta