Ciencia, conocimiento y sustentabilidad

Santiago de Cuba, 10 de ago.- La ciencia y la tecnología pueden hacer importantes contribuciones a la solución de los problemas ambientales y en la construcción de una sociedad sustentable.

El conocimiento científico ayuda a identificar, entender y analizar, los procesos de degradación ambiental. La ciencia puede generar conocimiento que ayude a evaluar los daños a la biosfera, como lo demuestran los resultados de las investigaciones realizadas en temas como el cambio climático global, la destrucción de la capa de ozono, la contaminación del agua o promoviendo nuevos desarrollos tecnológicos más amigables con los ecosistemas.

Ahora bien, hay que tener en cuenta  las implicaciones de los productos de la ciencia y la tecnología sobre la naturaleza, así como, la necesidad de ir más allá de la propia ciencia para solucionar éstos problemas.

Los conocimientos científicos son necesarios, para abordar la problemática ambiental y, cuando decimos que son necesarios, significa precisamente que no podemos prescindir de ellos, pues si pensamos por ejemplo, en explorar las potencialidades productivas de un ecosistema, necesitamos conocer sobre esas potencialidades; cuando hablamos de los daños ambientales en un río, requerimos de los conocimientos que nos puede ofrecer la física, la química, la biología, etc.

La renuncia a la ciencia y la técnica moderna, sería un objetivo vano, implicaría prolongar el atraso, la marginación, la pobreza, la destrucción de la naturaleza La exigencia de crear las condiciones necesarias para proteger la vida, no debe significar un rechazo a la ciencia y la tecnología, sino una crítica al concepto actual de desarrollo y las estrategias científico tecnológicas, que desde ahí se construyen.

Todo  ello posibilita la necesidad de reflexionar sobre que se precisa de conocimientos científicos y de tecnología para la solución de la crisis ambiental, pero, cualquier ciencia y desarrollo de tecnologías por sí mismas, no son la solución ni para la crisis ambiental, ni para alcanzar la sustentabilidad, sino es guiada por fines sociales democráticamente negociados.

Las contribuciones de la ciencia y la tecnología a la sustentabilidad no se alcanzarán si la ciencia queda limitada a su carácter epistémico, por lo que es importante analizar el roll político que la ciencia y la tecnología juegan en la sociedad y en la conservación de la naturaleza.

La sustentabilidad es un desafió para la ciencia, pero no sólo por la creación de nuevos objetos de estudio, sino porque implica una reflexión sobre la ciencia misma.

Esta reflexión sostiene su mirada hacia que una visión simplista de la ciencia y la tecnología logra empañar las legítimas contribuciones que estas pueden hacer en favor de la sustentabilidad, esa visión, no sólo no ayuda, sino que perjudica el planteamiento de soluciones a la problemática ambiental actual.

Deja una respuesta