Tal y como lo viví se lo cuento a los santiagueros

Quienes residen en el municipio de  Santiago de Cuba ya escuchan hablar de microorganismos eficientes, como inoculantes microbianos que restablecen el equilibrio microbiológico del suelo, mejorando sus condiciones físico-químicas y por supuesto… ¿Qué productor no quiere tenerlo a mano?

Hoy este término con su adjetivo, microorganismos eficientes, ya se va haciendo lenguaje común en la Planta de Bioproductos y escorpionario del municipio de Songo La Maya, cuestión que van reconociendo en el cada día, los productores como la mejor vía para ir incrementando la producción de los cultivos y su protección, al mismo tiempo que se conservan los recursos naturales en una agricultura obligada a ser más que sostenible.

Un recorrido por la misma planta que visitara el Primer Ministro de Cuba Manuel Marrero Cruz, el pasado 15 octubre Día del trabajador Azucarero, nos mostraba el orgullo que sienten sus pobladores sobre todo los residentes del Consejo Popular Salvador Rosales,  de esta pequeña instalación que cuenta además con un escorpionario como parte de los proyectos que llevan al desarrollo local, a lograr programas de producción de alimentos y a la aplicación de la ciencia y la técnica.

Pero además la Planta cuenta con otras elaboraciones dables a la agricultura como la tabaquina a partir del sustrato de la hoja de tabaco para combatir hormigas, parásitos, moscas y fumigación agrícola, sin que quede atrás otras producciones como el vinagre y el sirope, en pos de entregas a la gastronomía local y al mismo tiempo en este lugar se encuentra un alacranario donde se alimenta y procesa este escorpión, especie que produce las toxinas para elaborar el ya demandado Vidatox, medicamento antiinflamatorio y componente esencial de la vacuna contra el cáncer de pulmón, patentado en estos momentos en 10 países.

La instalación, según se dice, la más grande y moderna de su tipo en el país, es hoy orgullo de la Empresa Labiofam de Santiago de Cuba en un gran paso en la producción de biofertilizantes y la consecuente sustitución de importaciones para el sector azucarero en Cuba.

Deja una respuesta