Clínica Estomatológica José Luís Tassende. Cuando cumplir el deber está por encima de los riesgos

Este tiempo de COVID-19 no le ha interrumpido la rutina laboral a la Doctora Alina Chung Fernández, la estomatóloga que cada mañana llega antes de las 8 a su puesto laboral en la Clínica José Luís Tassende ubicada en la Avenida de los Libertadores, en la ciudad de Santiago de Cuba.

Junto a un reducido grupo de trabajo, esta profesional de la Salud hace todo lo que está en sus posibilidades para en esta etapa tan compleja y de limitaciones de recursos, eliminar el dolor a quienes acuden al centro reclamando ayuda, aunque la prioridad en la atención es sobre todo, para embarazadas y jóvenes soldados.

Doctora Alina Chung Fernández

“Todo el que necesita una atención de urgencia, tratamos que salga satisfecho de nuestra Clínica, porque esa es la misión que nos ha correspondido mientras otros compañeros cumplen tareas de interés para este tiempo relacionadas con el enfrentamiento a la COVID-19. Y creo que hemos logrado esta encomienda”, nos afirmó Alina con orgullo.

“Incluso en estos momentos nuestro centro presta su área para que funcione como un sitio vacunal, y ni aún así hemos dejado de prestar nuestro servicio en un pequeño local con 2 sillones estomatológicos. Nuestros pacientes disciplinadamente llegan y esperan ser atendidos”.

“El centro permanece abierto desde las 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde, y la principal problemática que tenemos es la carencia de recursos, por ello solo podemos brindar los servicios de urgencia y entre el personal que también tiene una prioridad están los niños y los mayores de 60 años”.

Aunque la Doctora Alina es la titular, ella está muy bien auxiliada por 3 estudiantes que cursan el quinto año de la carrera de Estomatología y se desempeñan con elevada profesionalidad. Liliet Jardines, Disney Isaac y Raidel Pozo están prácticamente listos para enfrentar su tarea, tienen conocimientos, destreza y sagacidad para tratar con los pacientes, solo esperan su oportunidad pues en este tiempo de práctica, según expresó la Doctora Alina, “han visto todo lo que necesitan y aprendido lo que les hace falta para ocupar su lugar frente a un sillón de estomatología. Además, han sabido dar solución desde el problema más sencillo que han enfrentado, hasta los más complejos”.

Detrás del nasobuco y por la expresión de sus ojos, imaginamos la sonrisa de satisfacción de Liliet ante las palabras de su tutora en la práctica pre- profesional. “Todavía no tenemos la certeza de que nos corresponda hacer el examen estatal en el mes de Julio para materializar nuestra graduación debido a la situación epidemiológica que tiene el país. Ello depende del Ministerio de Salud Pública y del Consejo de Defensa Provincial. No obstante nos seguimos preparando y nos sentimos listos para examinarnos cuando se decida este paso tan esperado cuando uno está en la jornada conclusiva de la carrera”.

Así se manifestó la joven santiaguera quien además dejó el agradecimiento a todo el personal de la Clínica Tassende por acogerlos con tanto cariño, y poner a disposición de los estudiantes conocimientos y tecnología. Gracias a esa confianza, dijo “pude atender a una niña que se cayó llegó con miedo, dolor y tratamos psicológicamente de ayudarla a ella y a la familia. Necesitamos paciencia, amor comprensión hacia la pequeña hasta que llego su consentimiento y pudimos practicarle el procedimiento que llevaba su caso”.

Para el joven estudiante Raidel “este tiempo me ha enseñado el sacrificio de mi carrera y la satisfacción que se experimenta cuando el paciente sale de este pequeño local con un rostro diferente. Solo por ver una sonrisa de agradecimiento vale la pena el esfuerzo que debo realizar en este tiempo de pandemia y limitaciones con el transporte para ir a casa, estar cerca de mi familia en Caletón y regresar a la práctica de lunes a viernes. Sí amo mi carrera, trato de cumplir con mi deber como estudiante hasta que ya asuma otras responsabilidades”.

Devenida por estos días Sitio Vacunal para la intervención con el candidato vacunal Abdala contra la COVID-19, la Clínica Estomatológica José Luís Tassende perteneciente al Policlínico Julián Grimau, preste sus servicios además con el quehacer de María Elena Vega, Esmeralda Escalona y Dolores Figueroa quien inmediatamente resaltó la labor de las compañeras de Admisión y Archivo, las estadísticas, asistentes, y de esterilización, un personal necesario para que los pacientes se sientan bien atendidos.

Dolores enfatizó además que ”hay limitaciones cantidad. Eso se aprecia por la carencia de guantes, materiales dentales imprescindibles para dar el servicio”.

Organización se aprecia a simple vista en la Clínica Estomatológica que en los primeros años del triunfo de la Revolución se conocía en la ciudad de Santiago de Cuba como Emergencias, uno de los pocos centros especializados en la atención estomatológica. Allí las personas amanecían en busca de una atención especializada, cuando prácticamente la solución era extraer la muela o el diente.

Pero los tiempos han cambiado. La estomatología tiene un elevado componente preventivo por lo que contribuir al cuidado de la dentadura es esencial, aunque ”con la seria situación epidemiológica debido a la COVID-19 -dijo Aimé Norates Paumier- embarazadas, jóvenes soldados, madres con niños menores de un año y urgencias estomatológicas tienen la prioridad, así como también se mantienen las reparaciones de prótesis y además, se incluyó la consulta del maxilo-facial los lunes cada 15 días de 8 de la mañana a 12 del mediodía”.

”Se trabaja, pero no todos los pacientes quedan complacidos debido a la insatisfacción que deja en los apacientes venir al centro y encontrarse con las limitaciones de recursos para ofrecer el servicio. Entendemos la inconformidad de quienes luego de hacer el tratamiento con antibióticos llega a la Unidad y no se le puede realizar la exodoncia porque no hay anestesia. Pero a nosotros nos queda la satisfacción de saber que cuando hay recursos, quienes llegan aquí sienten el calor de un colectivo muy profesional y preparado para ofrecer una atención de excelencia”.

Si bien Aimé tiene la responsabilidad de que la Clínica Estomatológica José Luís Tassende de la ciudad de Santiago de Cuba cumpla su función cada jornada laboral con las exigencias de la debida protección de sus trabajadores, lo real es que en esta Unidad cada cual hace lo que le corresponde.

Por ese motivo para la Doctora Alina y para quienes la acompañan en esta hermosa labor, nuestro Reconocimiento por enfrentar cada día los riesgos que están presentes al cumplir con su deber en este tiempo de pandemia

Deja una respuesta